Home internacionales La mujer de un juez del Supremo de EEUU declara sobre el...

La mujer de un juez del Supremo de EEUU declara sobre el ataque al Capitolio

EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Washington, 29 sep (EFE).- Virginia “Ginni” Thomas, esposa del juez conservador del Tribunal Supremo estadounidense Clarence Thomas, testificó este jueves ante el comité del Congreso que investiga el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio.

Su interrogatorio público y televisivo estaba previsto para ayer, miércoles, pero esa sesión fue aplazada hasta una nueva fecha todavía por anunciar debido al huracán Ian, que tras golpear Cuba azotó Florida.

“Ginni” compareció a puerta cerrada y a su llegada a la sala rechazó responder a las preguntas de la prensa.

Su abogado, Mark Paoletta, apuntó después en un comunicado recogido por la CNN que su clienta estuvo “contenta de cooperar con el comité para aclarar algunas ideas equivocadas sobre su actuación en el marco de las elecciones de 2020”, en las que el demócrata Joe Biden se impuso al republicano Donald Trump.

“Ginni” estaba citada como testigo porque supuestamente presionó a Mark Meadows, quien fuera jefe de gabinete de Trump, para que rechazara la victoria de Biden.

“La Sra. Thomas tenía preocupaciones significativas sobre fraude e irregularidades en las elecciones de 2020. Y, como ha dicho al comité, su principal actividad se centró en garantizar que los alegatos de fraude e irregularidades eran investigados”, dijo el letrado.

Paoletta subrayó que, más allá de eso, no estuvo implicada en ninguno de los acontecimientos que hubo tras los comicios y que condenó la violencia que tuvo lugar el 6 de enero de 2021.

Ese día se manifestaron frente al Capitolio unas 10.000 personas -la mayoría trumpistas- y cerca de 800 irrumpieron en el edificio del Congreso de EE.UU. mientras se estaba certificando formalmente el triunfo de Biden en las presidenciales de noviembre. Hubo cinco muertos y unos 140 agentes heridos.

En la última audiencia del comité, en julio, se probó que Trump decidió no frenar de forma inmediata el ataque porque le convenía y que en su lugar pasó la tarde viéndolo por televisión, hasta que tres horas después, ante los ruegos de su círculo cercano, emitió un mensaje en el que dijo a los asaltantes que se fueran.

La de este pasado miércoles iba a ser la novena y en principio última sesión pública de ese comité impulsado por el Partido Demócrata y del que dos de sus miembros son republicanos: Liz Cheney, que ejerce como vicepresidenta, y Adam Kinzinger.

Exit mobile version