La muerte de un migrante y su hija en el río Grande inspira premiada poesía

0
4
744652

LIBROS POESÍA

Tucson (AZ), 23 nov (EFE).- La impactante fotografía de Óscar Alberto Martínez y su hija Valeria flotando boca abajo a orillas del río Bravo en su intento de cruzar a Estados Unidos y el despectivo comentario de un agente fronterizo motivó al poeta Martin Espada a escribir un premiado poema que busca regresarles su humanidad.

“Flotadores” es el duro título de un poema y del más reciente libro de Espada, el cual recientemente ganó el premio de poesía del National Book Award.

En junio de 2019 la fotografía tomada por Abraham Pineda Jácome, de la Agencia Efe, del padre salvadoreño de 25 años junto a su hija de 23 meses en el río Grande, o río Bravo como es conocido en México, dio la vuelta al mundo en una alerta gráfica de la crisis migratoria que se vivía en la frontera de EE.UU.

Sus cuerpos semidesnudos, boca abajo, aún en el río, con uno de los pequeños brazos de Valeria todavía rodeando el cuello de su padre, causó indignación y dolor entre aquellos que defienden a los migrantes.

Incluso el Vaticano difundió una nota en la que el papa Francisco expresó “inmensa tristeza” tras ver la foto del salvadoreño y su hija muertos.

Mientras que muchos lamentaban su muerte, un agente de la Patrulla Fronteriza publicó en un controversial grupo de uniformados de esta agencia federal en Facebook lleno de comentarios racistas un mensaje que decía así: “¿Alguna vez han visto ‘flotadores’ tan limpios?”.

El poeta de origen puertorriqueño explica a Efe que ese mensaje anónimo le causó una indignación que fue más allá de los sentimientos que le causó el ver la fotografía.

“Esta era la primera vez que veía el uso de esa palabra, ‘flotadores’, refiriéndose a una persona, a los migrantes que cruzan la frontera. Mientras que muchos vimos esa foto y sentimos tristeza y rabia, por el otro lado este agente fronterizo está hablando con palabras de ‘trumpismo'”, dijo en referencia al expresidente Donald Trump.

Este maestro de inglés en la Universidad de Massachusetts considera que el agente deshumanizó con sus palabras la trágica muerte del padre y su hija.

“Como una botella de cerveza arrojada al río por un niño demasiado borracho para llorar. Como el fragmento de una taza de polietileno vaciado de café marrón como el río, como el tablón de un barco de pesca partido por la mitad por el río, los muertos flotan. Y los muertos tienen nombre: flotadores, dicen los hombres de la Patrulla Fronteriza”, se lee en el poema de Espada.

POESÍA FRENTE AL RACISMO

La poesía de nuevo como forma de denuncia social, un nuevo ejemplo de cómo la crisis migratoria y la podredumbre de la sociedad permea en el arte.

“El idioma del racismo utiliza su propio vocabulario. Ahora sabemos que dentro de la Patrulla Fronteriza también utilizan el término en inglés ‘tonc’ refiriéndose a la persona que cruza de forma ilegal la frontera, pero este término viene del sonido que hace una lámpara de mano al golpear la cabeza del migrante”, dijo quien es considerado el “poeta latino de su generación”.

Espada, que se describe a sí mismo como un poeta-activista, lamenta que, a pesar de que han pasado más de dos años de la trágica muerte de Óscar y Valeria, las muertes de migrantes se repiten en el río Grande o en el desierto de Arizona, o inclusive mueren antes, en el camino, sin siquiera llegar a la frontera de EE.UU.

“Inclusive esta misma noche va a cruzar otro grupo de migrantes la frontera, tomándose de las manos, y todo porque aún tenemos una política de inmigración inhumana y debemos preguntarnos por qué”, cuestionó el poeta.

De acuerdo con cifras de la Patrulla Fronteriza, al término del año fiscal 2021, que finalizó el pasado 30 de septiembre, se reportaron un total de 557 muertes de migrantes a lo largo de la frontera con México.

Es una nueva cifra récord que superó los 254 muertos del año fiscal 2020 y las 300 muertes de 2019.

El libro de Espada, acreedor de la beca “Letras Boricuas” que otorga la Fundación Andrew W. Mellon y el Fondo para las Artes de la Fundación Famboyan, contiene además otros poemas dirigidos a denunciar las condiciones dentro de los centros de detención de familias y menores migrantes y de las muertes.

Incluye además el sufrimiento que se vivió en Puerto Rico cuando la isla fue impactada por el huracán María en 2017, en un poema que rinde tributo a su padre, Frank Espada, un reconocido fotógrafo y activista puertorriqueño cuyas imágenes forman parte de la colección del Smithsonian Institute y la Biblioteca del Congreso.

744652