La llegada de Messi impulsa la trasmisión internacional de la liga francesa

0
5
738764

FÚTBOL FRANCIA

París, 18 nov (EFE).- La llegada de Lionel Messi al París Saint-Germain el pasado verano ha dado un impulso a la difusión televisiva del campeonato francés en diferentes países, con un incremento de los contratos firmados y de los espectadores registrados en algunos territorios.

Según la cadena BeIn Sports, que gestiona los derechos internacionales de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), seis nuevos países han comenzado a retransmitir el campeonato galo desde que el argentino cambió Barcelona por la capital francesa.

Además, el número de espectadores en el norte de África y en Oriente Medio, que siguen esa liga a través de un canal propio de la cadena catarí, se han incrementado de forma importante, con una subida del 76 % en el clásico entre el PSG y el Olympique de Marsella del pasado 24 de octubre.

La llegada del astro argentino parece haber hecho caer las dudas que en algunos países existían sobre la calidad de la liga francesa, considerara inferior a las de España, Inglaterra, Alemania o Italia.

El fichaje por el PSG del séxtuple ganador del Balón de Oro, uno de los principales favoritos para ganar el próximo día 29 el séptimo, ha colocado a la liga francesa en una situación privilegiada para atraer espectadores.

Messi llegó a un club en el que ya estaban otras grandes estrellas, como el brasileño Neymar, el jugador más caro de todos los tiempos, por el que el PSG pagó 222 millones de euros, y el francés Kylian Mbappé, el segundo más oneroso con 180 millones.

Pero la llegada de esas dos estrellas al club de la capital en 2017 no ha tenido el mismo efecto en la reactivación del interés por la liga francesa que la de Messi.

El argentino, que vino libre tras acabar su contrato con el Barcelona, que por problemas financieros no pudo renovarlo, ha demostrado un tirón mayor que se ha dejado notar en la actividad de BeIn Sports, que paga al menos 75 millones de euros a la LFP por la comercialización de los derechos de retransmisión del campeonato en el exterior.

La cadena catarí, propiedad del mismo fondo soberano que posee el PSG, ha firmado contratos para que la liga francesa pueda verse en seis nuevos países para el periodo 2021-2024, por lo que se totalizan ya 213 territorios.

En Bélgica, donde el campeonato galo no se retransmitía desde hace tres años, el canal Eleve Sports se ha quedado con los derechos esta misma semana.

Algo similar ha sucedido en India y Vietnam, donde las cadenas Viacom 18 y Reddentes Sports, respectivamente, han reactivado los contratos que habían dejado en suspenso hace unas temporadas.

A ellos se suman dos países escandinavos donde han sido canales nuevos los que se han quedado con esos derechos: En Suecia Amedia y en Noruega Bonnier.

Con estas firmas, BeIn Sport ha superado ya el mínimo que tiene garantizado con la LFP por la comercialización internacional de los derechos del campeonato, por lo que ambas entidades podrán repartirse los beneficios.

Es una de las pocas buenas noticias que la televisión ha dado al fútbol francés en los últimos años, marcados por la retirada de la española Mediapro, que dejó en suspenso un contrato de más de 1.000 millones de euros.

A cambio, ha firmado un contrato con Amazon para la difusión del 80 % de los partidos por unos 250 millones de euros, muy lejos de las cifras inicialmente previstas.

La venta de los derechos internacionales de la liga francesa, pese a progresar, sigue estando muy lejos de la de sus vecinos.

La Premier inglesa ingresa unos 1.500 millones anuales, la española unos 900 millones y la italiana unos 370 millones.