La Legislatura de Colorado aprueba una amplia reforma policial

0
10
224962

VIOLENCIA

Denver (CO), 12 jun (EFE News).- La Cámara de Representantes de de Colorado aprobó este viernes una nueva ley que establece amplias reformas en cuanto al uso de fuerza por parte de la policía en este estado, como consecuencia directa de la reciente muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis.

En el voto final, 52 representantes se expresaron a favor de la ley SB20-217, con 13 votos en contra. En el senado, el proyecto había sido aprobado por 32 votos a 1, y el gobernador, Jared Polis, ya anticipó que firmará la nueva ley.

Luego del incidente policial en el que Floyd perdió la vida el pasado 25 de mayo, y de las diarias protestas en Denver pidiendo cambios en las leyes de Colorado, el senador estatal Leroy García y la representante estatal Serena Gonzales-Gutiérrez presentaron el proyecto de Ley Mejorada de Integridad de las Fuerzas del Orden, respaldado por dos legisladoras afroamericanas, la senadora Rhonda Fields y la representante Leslie Herod, todos ellos demócratas.

La nueva medida exige que todos los oficiales de policía lleven cámaras corporales encendidas cuando responden a casos de altercados o de conductas violentas. Además, esos videos deberán hacerse públicos 21 días después del incidente, sea porque hubo heridos o muertos o porque hubo denuncias de inconducta policial.

La ley ya no permite el uso de fuerza mortal en caso de que un sospechoso trate de huir de las autoridades y restringe la fuerza mortal si existe un peligro inminente para la policía, si el sospechoso tiene un arma mortal en su mano con claras intenciones de usarla, o si el sospechoso puede matar o herir a otras personas a menos que sea prontamente aprehendido.

Desde ahora, una nueva junta estatal revisará todos los casos de uso de fuerza mortal por la policía en Colorado y el Departamento de Seguridad Pública de este estado de todos los incidentes en los que la policía causó la muerte o heridas severas del sospechoso, así como otra base de datos de todos los policías que renuncian a su cargo luego de ser acusados de violentos.

Además, se compilarán datos demográficos (incluyendo raza y etnicidad) de todas las personas contactadas por la policía y se llevará un registro estatal de los operativos de “ingresos sin previo aviso” realizados por los policías.

La ley también prohíbe que, en casos de protestas y manifestaciones, la policía use armas no mortales dirigidas a la cabeza, la pelvis o la espalda de los manifestantes, así como el uso de “agentes químicos irritantes” para dispersar a los congregados en las protestas.

Las nuevas medidas, consensuadas por los legisladores con los alguaciles y los jefes de policía de Colorado, se implementarán por etapas desde ahora y hasta el 1 de enero de 2023, cuando se anticipa que todos los uniformados en este estado contarán con cámaras corporales.

La ley fue caracterizada por Elsa Oliva Rocha, directora ejecutiva de Padres y Jóvenes Unidos de Denver, como “una victoria largamente retrasada para nuestra comunidad”.

“Ahora debemos seguir nuestra lucha para desinvertir fondos en los sistemas de justicia criminal y de inmigración que causan inmenso daño a nuestra comunidad”, expresó la dirigente en declaraciones preparadas enviadas a Efe.

Leave a Reply