La justicia europea anula los rescates a TAP y KLM, pero avala el de Air Europa

0
128
527774

UE COMPETENCIA

Bruselas, 19 may (EFE).- El Tribunal General de la Unión Europea (TJUE) anuló hoy las decisiones por las que la Comisión Europea (CE) aprobó los rescates públicos a la aerolínea portuguesa TAP y a la neerlandesa KLM, pero declaró legal el Fondo de Solvencia español que proporcionó ayudas a Air Europa, después de que Ryanair recurriese estas medidas.

Es la primera vez que la Corte europea falla a favor de la aerolínea irlandesa Ryanair, que ha llevado al Ejecutivo comunitario ante los tribunales europeos por autorizar en el marco de la pandemia de la covid-19 rescates a aerolíneas concretas como TAP, KLM, Finnair o SAS, y esquemas de ayudas públicas que benefician sobre todo a compañías aéreas.

El Tribunal General considera que la Comisión no motivó de forma suficiente las decisiones por las que aprobó la concesión de un préstamo de 1.200 millones de euros del Estado portugués a TAP y de un crédito de 3.400 millones de euros avalado por Países Bajos a KLM, en ambos casos sus aerolíneas de bandera.

Sin embargo, ha decidido suspender los efectos de la anulación hasta que el Ejecutivo comunitario adopte nuevas decisiones por el efecto que podría tener sobre la economía y la cobertura de los servicios aéreos en Portugal y Países Bajos dada la “grave perturbación” económica a raíz de la pandemia.

La Comisión Europea indicó a través de un portavoz que “toma nota” de estas sentencias, las analizará “cuidadosamente” y “reflexionará sobre posibles próximos pasos”.

Las decisiones del Tribunal General pueden ser recurridas en un plazo de dos meses ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), la última instancia comunitaria.

La batalla judicial de la aerolínea irlandesa de bajo coste tiene como telón de fondo la flexibilización de las normas comunitarias de ayudas públicas por parte de la Comisión para facilitar que los Estados inyecten recursos en los sectores más afectados por la pandemia, entre los que se cuenta el transporte aéreo que ha recibido cientos de millones en apoyo estatal.

BRUSELAS NO JUSTIFICÓ EL “OK” A KLM Y TAP

En su sentencia sobre KLM, la Corte señala que la Comisión no motivó suficientemente su autorización al no explicar, en particular, si las ayudas concedidas a la aerolínea neerlandesa podrían ser utilizadas por la francesa Air France, que forma parte del mismo grupo empresarial (KLM-Air France) y ya había recibido 7.000 millones de euros en ayudas del Estado francés aprobadas por Bruselas.

La Comisión, apuntan, se limitó a declarar que KLM era el beneficiario y que las autoridades neerlandesas habían confirmado que la financiación no sería utilizada por Air France, sin explicitar si existe un mecanismo que garantice que así sea ni detallar los vínculos entre ambas, entre otros elementos.

En el caso de TAP, el tribunal europeo considera que la Comisión “ni constató ni especificó si el beneficiario formaba parte de un grupo” empresarial y tampoco aportó pruebas de si las dificultades de la aerolínea portuguesa le eran propias y, además, demasiado complejas para ser resueltas por sus accionistas mayoritarios u otros accionistas.

“La Comisión se limitó a aportar explicaciones sobre la situación financiera del beneficiario y sobre las dificultades generadas por la pandemia de la covid-19. El Tribunal General no puede comprobar si se cumplen en este caso los requisitos de las directrices sobre ayudas a empresas en crisis”, afirma la Corte, por lo que resuelve que la Comisión no motivó de forma jurídicamente suficiente su decisión.

EL FONDO DE SOLVENCIA ESPAÑOL ES LEGAL

Estos reveses judiciales al Ejecutivo comunitario suponen una excepción, ya que hasta ahora la justicia le había dado la razón en los casos que ha resuelto, relativos a ayudas a Finnair, SAS y Air France, competidoras de Ryanair.

Con todo, Bruselas logró hoy sumar otra victoria con el aval judicial al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas español, que está dotado con 10.000 millones de euros para recapitalizaciones y financió el rescate de 475 millones a Air Europa.

El Tribunal General desestimó todas las alegaciones de la aerolínea irlandesa y confirmó que el fondo es legal puesto que su objetivo es remediar la grave perturbación ocasionada en la economía española por la pandemia de la covid-19.

Considera asimismo que se trata de una medida “proporcional” y “no discriminatoria”, ya que la limitación de las ayudas a empresas no financieras de importancia sistémica o estratégica para la economía española y que tengan domicilio social en España es “adecuada” y “necesaria” para alcanzar ese objetivo.

Ryanair puede recurrir la sentencia ante el TJUE.