La junta militar guineana nombra como primer ministro a Mohamed Béavogui

0
5
688407

GUINEA-CONAKRI TRANSICIÓN

Dakar, 6 oct (EFE).- La junta militar que dirige Guinea-Conakri desde el golpe de Estado del pasado 5 de septiembre nombró este miércoles como primer ministro de la transición al diplomático Mohamed Béavogui.

Según un decreto leído en la televisión estatal guineana RTG, el líder de la junta y presidente de la transición, coronel Mamady Doumbouya, designó a Béavogui para ese puesto.

El nuevo primer ministro, de 68 años, cuenta con una amplia trayectoria en el mundo del desarrollo y en la ONU, donde ha ocupado cargos importantes en organismos como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

También ha ejercido como director regional de operaciones del Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura (FIDA) para África Occidental y Central, entre otras responsabilidades.

El nombramiento se difundió después de que el pasado día 1 Doumbouya, de 41 años, prestara juramento convirtiéndose en el presidente de la transición después de derrocar a Alpha Condé, que gobernaba el país africano desde 2010.

El pasado 27 de septiembre, el Comité Nacional de Agrupación y Desarrollo (CNRD, por sus siglas en francés), junta militar que gobierna el país, publicó una “Carta de Transición”, la ley fundamental que regirá hasta la redacción de una nueva Constitución.

En su discurso tras jurar como presidente, Doumbouya señaló que transición abordará “la redacción de una nueva Constitución, la refundación del Estado, la lucha contra la corrupción, la reforma del sistema electoral, la organización de elecciones libres, creíbles y transparentes y la reconciliación nacional”.

Según la “Carta de la Transición”, el presidente de ésta es también el jefe de Estado, el jefe supremo del Ejército y de la Administración y ni él ni los miembros del CNRD podrán postularse a elecciones nacionales o locales que se organicen para finalizar la transición, disposición que no permite “ninguna revisión”.

No obstante, esta ley fundamental no precisa la duración de la transición, que deberá fijarse “de común acuerdo” entre los principales actores sociopolíticos del país y el CNRD.

El golpe de Estado se llevó a cabo el pasado 5 de septiembre, cuando Condé, de 83 años, fue detenido por miembros del Grupo de Fuerzas Especiales del Ejército liderados por Doumbouya, quien dijo dar el golpe para crear las condiciones de un Estado de derecho.

En octubre de 2020, Guinea-Conakri celebró unos comicios en los que Condé optó a un polémico tercer mandato, no permitido en principio por la Constitución, tras un referéndum en marzo de ese año para cambiar la Carta Magna, aprobado con un 91,5 % de votos.

Tanto la Unión Africana (UA) como la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) han suspendido a Guniea-Conakri de sus instituciones tras el golpe de Estado.

La CEDEAO también ha impuesto sanciones a los líderes del golpe, incluidas prohibiciones de viaje y el bloqueo de activos financieros.

Guinea-Conakri es uno de los países más pobres del mundo, pero posee un importante potencial minero, hidráulico y agrícola y sus reservas de bauxita – materia prima para producir aluminio- son unas de las más importantes a nivel mundial.