La investigación de una web acusa de financiación ilegal a los Hermanos de Italia

0
4
685364

ITALIA PARTIDOS

Roma, 4 oct (EFE).- El sitio de noticias italiano Fanpage ha publicado varios vídeos con los que quiere demostrar que existió financiación ilegal del ultraderechista Hermanos de Italia (FDI), liderado por Giorgia Meloni, para las elecciones municipales en Milan (norte), que se celebran hoy, además de mostrar sus vínculos con el fascismo.

Durante cerca tres años, un periodista se infiltró en FDI, que Meloni ha convertido en el primer partido de la derecha italiana en intención de voto, fingiendo que era un rico empresario y que estaba dispuesto a financiar en negro la candidatura de Chiara Valcepina en la lista del partido para el ayuntamiento de Milán a cambio de favores.

Las grabaciones muestran además cómo los líderes locales de la formación alaban el fascismo e invocan a Adolf Hitler y a Benito Mussolini, se escuchan comentarios antisemitas y realizan el llamado “saludo romano”, con la mano levantada.

En un primer momento, Meloni afirmó que en su partido no había espacio para el racismo o el antisemitismo, pero sin referencias al fascismo, y que pediría a Fanpage ver las 100 horas de vídeos para poder opinar.

Sin embargo, este domingo dijo que la investigación un “montaje” y que estaba “todo estudiado” porque Hermanos de Italia “molestaban a los poderes fuertes” y que se había intentado “influir en las elecciones”.

El director de Fanpage, Francesco Cancellato, respondió diciendo que no proporcionará el video completo a Giorgia Meloni y que será entregado a la justicia.

En los vídeos aparecen dos personas conocidas en Milán desde hace muchos años por pertenecer a la extrema derecha: Roberto Jonghi Lavarini, de 50 años, apodado el ‘Barón Negro’, cercano al grupo supremacista “Lealtad y Acción”, y el eurodiputado de FDI Carlo Fidanza.

El “Barón Negro” nunca ha tenido problemas para definirse como fascista y sobre él pesa una condena de dos años por apología del fascismo y por exhibir retratos de Mussolini cuando era concejal de un distrito en Milán.

El otro protagonista es Fidanza, también militante de extrema derecha desde muy joven y que fue uno de los fundadores de FDI; en 2018 fue elegido diputado y un año después consiguió su escaño en el Parlamento Europeo.

La parte más relevante del video fue filmada durante un evento electoral en Valcepina, donde Fidanza pide al periodista infiltrado financiación y le dice que hay dos formas: a través de la cuenta corriente o hacerlo “en negro”.

Entonces interviene Jonghi Lavarini, quien, hablando de los fondos ilícitos, dice que los repartirían “un poco a los concejales del área y los otros a dos empresarios” y también en otra filmación se habla de que “se ha encontrado el modo de reciclar el dinero”.

Tras la investigación periodística Fidanza anunció se suspendió que dejaba de ser el jefe de su grupo en el Parlamento Europeo aunque aseguró que los recibidos eran “ataques instrumentales”.