La inflación en la eurozona cierra 2021 en el 5,0 % tras meses de escalada

0
3
788839

UE INFLACIÓN

Bruselas, 7 ene (EFE).- La tasa de inflación anual en la eurozona cerró 2021 en el 5,0 % tras meses de continua escalada impulsada, en particular, por el alza de los precios de la energía, según la primera estimación preliminar publicada este viernes por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Las cifras adelantadas hoy confirman el incremento de los precios en los últimos seis meses, desde el 2,2 % de inflación anual el pasado julio, siguiendo con el 3,0 % de agosto y el 3,4 % de septiembre, el 4,1 % de octubre y en el 4,9 % del pasado noviembre.

Sin embargo, el hecho de que la subida en diciembre haya sido de una sola décima podría apuntar al comienzo de una ralentización.

INFLACIÓN POR PAÍSES

De hecho, en Alemania la tasa anual en diciembre se situó en el 5,7 %, después de haber estado en el 6,0 % en noviembre, mientras que en Francia se mantuvo estable en el 3,4 %.

Los mayores porcentajes de inflación entre los países de la eurozona se registraron en Estonia (12,0 %), Lituania (10,7 %) y Letonia (7,7 %).

En España, el indicador llegó en diciembre al 6,7 %, frente al 5,5 % en noviembre.

Esa tasa, la más alta en casi treinta años, había sido adelantada ya a finales de diciembre por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La subida se debió al aumento de los precios de la electricidad y, en menor medida, el aumento de los precios de la alimentación, frente al descenso registrado el año pasado, según el indicador avanzado del índice de precios de consumo (IPC).

COMPONENTES DE LA INFLACIÓN

Por componentes, la energía debería anotar en diciembre según Eurostat una tasa del 26,0 %, en comparación con el 27,5% en noviembre.

A continuación, se sitúan los alimentos, alcohol y tabaco (3,2 % frente al 2,2 % en noviembre) y los bienes industriales no energéticos (subirán al 2,9 % frente al 2,4 % en noviembre).

En el caso de los servicios, la tasa alcanzó el 2,4 frente a 2,7 % en noviembre.

La mayoría de los economistas consideran que se necesitará tiempo antes de que la tasa de inflación regrese a sus niveles habituales y para 2022 esperan que en promedio esté una vez más por encima del 3,0 %.

Ante ello están surgiendo voces que piden que el Banco Central Europeo (BCE) de un giro en su política de bajos intereses.

La política monetaria expansiva del BCE, con bajos intereses, ha sido parte de la estrategia para impulsar la reactivación de las economías europeas.

El BCE define una tasa de inflación interanual ligeramente por debajo del 2,0 % como meta y con ella considera garantizada la estabilidad de los precios.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha dicho de manera reiterada que no quiere retirar los estímulos monetarios de forma prematura en la zona del euro para no entorpecer la recuperación económica y porque está convencida de que la elevada inflación actual remitirá.

Lagarde ha señalado que es difícil predecir exactamente cuándo remitirán los factores que impulsan los precios al alza porque la pandemia es una situación sin precedentes, pero hay que mantener los estímulos.

La estimación preliminar de Eurostat de la inflación en la zona se publica al final de cada mes de referencia.

La oficina de estadística comunitaria publicará los datos completos y revisados del índice de precios de consumo el próximo 20 de enero.