La India supera las 350.000 muertes por covid mientras bajan las infecciones

0
9
551195

CORONAVIRUS INDIA

Nueva Delhi, 8 jun (EFE).- La India superó este martes los 350.000 fallecidos por coronavirus, un número solo superado por Estados Unidos y Brasil, al tiempo que registró menos de 100.000 infecciones en 24 horas por primera vez en más de dos meses.

El país asiático sumó en las últimas 24 horas 2.123 fallecimientos, continuando así con la tendencia a la baja de las últimas semanas, con casi 300 menos que ayer.

Los datos de hoy elevaron a 351.309 el total de muertes registradas desde el inicio de la pandemia, haciendo de la India el tercer país más afectado en cuanto al número absoluto de fallecidos por detrás de Brasil (unos 473.000) y Estados Unidos (unos 598.000).

Los 2.123 fallecidos de hoy contrasta con las más de 4.500 muertes registradas a finales de mayo, durante una virulenta segunda ola del coronavirus que provocó un colapso sanitario y falta de camas de UCI y oxígeno médico.

La India registró además 86.498 infecciones en las últimas 24 horas, elevando el total de casos a 28,99 millones, un número solo superado por EE.UU. con 33,3 millones.

Se trata sin embargo del número más bajo en 66 días y la primera vez que el país registra menos de 100.000 casos en un solo día desde hace más de dos meses, de forma que estos contagios quedan lejos del pico de más de 400.000 casos en mayo en el contexto de la segunda ola del virus.

La India, con más de 1.350 millones de habitantes, es uno de los mayores fabricantes de vacunas del mundo y ve en su programa de inoculación la principal solución a la crisis del coronavirus.

En las últimas 24 horas, el país administró 3,3 millones de dosis, una mejoría frente a los días pasados pero insuficiente para cumplir los objetivos de vacunación.

Tras recibir críticas del Tribunal Supremo y la oposición por algunos aspectos del programa de vacunación, el Gobierno anunció ayer que las vacunas serán gratuitas para todos los ciudadanos mayores de 18 años y asumió de nuevo la responsabilidad de adquirir dosis para la población de entre 18 y 44 años, dejada en mayo en manos de los estados.