La India acelera su vacunación en medio de dudas por el suministro global

0
7
471205

CORONAVIRUS INDIA

Nueva Delhi, 1 abr (EFE).- La India inició hoy una nueva fase en la campaña de vacunación para mayores de 45 años, lo que supone un fuerte impulso al plan de inmunización en plena segunda ola de contagios, pero que también demanda una mayor cantidad de dosis que puede limitar la disponibilidad para la distribución global.

Con la apertura hoy de los beneficiarios desde los 60 a los 45 años, esta nación extiende la inmunización más allá de los grupos previstos en el plan inicial para cubrir a 300 millones de personas en seis meses, que incluía a sanitarios y otros trabajadores de la primera línea, y a mayores de 50 años con enfermedades crónicas.

Esta nueva fase es “un paso significativo para expandir exponencialmente la campaña de vacunación en todo el país”, informó hoy el Ministerio de Salud en un comunicado, en el que señaló además un aumento en la frecuencia de envío de vacunas a los centros.

Nueva Delhi ha instruido hoy a todos los estados a hacer los arreglos necesarios para aumentar en abril el envío de vacunas a los centros “todos los días del mes, incluidos los festivos”, indicó.

Este bombeo al sistema servirá “para garantizar un rápido aumento en el ritmo y la cobertura de la vacunación”, añadió.

Si bien las autoridades no han informado de a cuantas personas abarcará este nuevo grupo ni si ha aumentado su objetivo diario, sí han asegurado que tienen “plenas existencias” para esta fase.

SUMINISTROS

La India, que comenzó su plan de vacunación el pasado 16 de enero, ha estado por debajo de su meta diaria de 3,5 millones de beneficiarios, el promedio mínimo necesario para vacunar a los 300 millones, menos de un cuarto de su población, previstos para julio.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, ayer, el día número 71 de la campaña de vacunación, se suministraron 1,3 millones de dosis, menos de la mitad de las esperadas, por lo que el aumento del rango de edad podría ser un gran impulso para sus planes.

La nación, conocida como “la farmacia del mundo” por la capacidad de producir medicamentos de bajo costo y a gran escala, es una de las pocas naciones que se autoabastecen de las vacunas anticovid.

El Instituto Serum de la India, uno de los mayores fabricantes de la fórmula de AstraZeneca, Covishield; y el laboratorio indio Bharat Biotech, productor del suero indígena Covaxin, destinan gran parte de su producción a la necesidad local de este país de 1.350 millones de habitantes.

Dar prioridad a la demanda interna ha generado dudas en las últimas semanas sobre el cumplimiento de compromisos globales del mayor productor de vacunas del mundo, que ha comenzado a incumplir los tiempos de entrega previstos.

Uno de los principales afectados es el programa de distribución global COVAX, que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que la producción india de Covishield es fundamental, especialmente para las economías de bajos ingresos.

Aunque ni el Gobierno ni Serum han confirmado retrasos en las entregas de medicamentos, UNICEF, miembro de la iniciativa COVAX, sí reveló retrasos en un cargamento que estaba inicialmente previsto para este mes.

LA SEGUNDA OLA

La aceleración de la campaña coincide también con una violenta subida en el número de casos de coronavirus en el país, que registra los peores datos desde principios de octubre con 72.330 contagios en las últimas 24 horas, y 459 muertes.

Con esto acumula un total de 12,2 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, y 162.927 fallecidos.

La India había dejado atrás la peor parte de la pandemia en octubre pasado, justo después de cruzar el pico de casi 100.000 casos diarios y las más de mil muertes, desde entonces había experimentado un sostenido descenso que le llevó en febrero por debajo de los 10.000 casos.

El nuevo pico de contagios, que se concentra principalmente en ocho de las 36 regiones del país con el 85 % de los casos, y con el estado de Maharashtra a la cabeza con el 61 % del total (39.544), se produce tras una relajación de los protocolos de bioseguridad, el inicio de un periodo electoral y de festividades, y el descubrimiento de una nueva variante del virus en el país.

Indira Guerrero

471205471205