La incidencia escala a 251 en Portugal con contagios en máximos de 4 meses

0
2
745639

CORONAVIRUS PORTUGAL

Lisboa, 24 nov (EFE).- La incidencia de coronavirus a catorce días en Portugal escaló hoy hasta los 251 casos por 100.000 habitantes, en una jornada con 3.773 nuevos contagios, la cifra más alta en los últimos cuatro meses, mientras el Gobierno ultima un paquete de restricciones que anunciará mañana.

Según los datos de la Dirección General de Salud (DGS) lusa, no se registraban tantas infecciones en un día desde el 23 de julio, cuando hubo 3.794 contagios.

Este miércoles también se notificaron 17 muertes, la segunda cifra más alta desde agosto, y el índice de transmisión del virus (Rt) se situó en 1,20.

También aumentó la presión sobre los hospitales, donde hay 681 personas ingresadas con el virus, 32 más que el día anterior.

Portugal, con algo más de 10 millones de habitantes, acumula 1.130.091 casos confirmados y 18.370 fallecimientos.

El primer ministro, António Costa, continúa hoy sus reuniones con los partidos del hemiciclo para preparar medidas destinadas a atajar la quinta ola de la pandemia.

Está previsto que el Gobierno comunique el jueves las medidas que adoptr, aunque se descarta el confinamiento general.

Según han avanzado los partidos que ya se han reunido con Costa, el Ejecutivo no optará por “restricciones significativas” y se centrará sobre todo en reforzar la vacunación de ciertas poblaciones con tercera dosis.

También se estudia exigir el uso de doble certificación (vacuna y test negativo) para entrar en discotecas o eventos públicos.

Ante el aumento de los contagios, y con las fiestas navideñas en puertas, Costa convocó el viernes pasado una reunión con expertos que recomendaron recuperar el uso de la mascarilla en exteriores, hacer más tests, reducir aforos en locales públicos y agilizar los procesos de vacunación, entre otras medidas.

Portugal tiene al 86 % de su población con la pauta completa y está inoculando una tercera dosis a mayores de 65 años, sanitarios y bomberos.

También reforzará la vacunación de los inoculados con la dosis única de Janssen y los que pasaron el virus y después sólo recibieron un pinchazo.

Las autoridades están estudiando la vacunación de los niños entre 5 y 11 años, que la Sociedad de Pediatría lusa ha calificado de “segura”, aunque están a la espera de conocer las indicaciones de la Agencia Europea del Medicamento.