La Fura dels Baus debuta en el Teatro Griego de Siracusa con “Las Bacantes”

0
11
547368

ITALIA TEATRO

Roma, 4 jun (EFE).- El director Carlus Padrissa y la compañía española La Fura dels Baus firmarán su versión de “Las Bacantes”, la tragedia de Eurípides, en su debut en el cartel del Teatro Griego de Siracusa, en Sicilia (sur de Italia), que anunció hoy sus dos próximas temporadas dedicadas a las representaciones clásicas.

La Fundación Inda, que gestiona el teatro, presentó la temporada 56 y 57 de espectáculos programados en el Teatro Griego de Siracusa, lo que, aseguró, quiere dar una fuerte señal de recuperación tras el aplazamiento de la temporada 2020 debido a la pandemia.

Del 3 de julio al 21 de agosto de 2021 habrá tres producciones en escena: “Coefore Eumenidi” de Esquilo dirigida por Davide Livermore, “Las Bacantes” de Eurípides dirigida por Carlus Padrissa y la comedia “Las nubes” de Aristófanes bajo la dirección de Antonio Calenda.

En el elenco de “Las Bacantes”, que se pondrá en escena del 4 de julio al 20 de agosto, están, entre otros, Lucia Lavia (Dioniso), Ivan Graziano (Penteo), Stefano Santospago (Cadmo), Linda Gennari (Agave) y Antonello Fassari (Tiresia).

El programa 2022 incluye la puesta en escena de Oedipus Re de Sófocles dirigida por el canadiense Robert Carsen, mientras que el turinés Davide Livermore repetirá con Agamenón, mientras que Jacopo Gassman dirigirá “Ifigenia entre los tauros” de Eurípides.

El director catalán resaltó en un comunicado que sus Bacantes serán “mujeres libres, mujeres que lo revolucionan todo obstinadamente, rebeldes que luchan por sobrevivir en un gran momento místico”.

Adelantó que “vestidas con la estética urbana de las activistas feministas” se verán “envueltas por el poder de la música que, en un gran coro, provoca trance en quien canta o en quien baila, o en quienes las acompañan como partícipes de la celebración, con y sin instrumentos”.

Mientras que su “Dionisio o Libertador, el dios que desea redimir al ser humano de su condición de normalidad”, “pretende impresionar una mirada ecológica y profunda y presidir la comunicación entre vivos y muertos”.

“Palancas, grúas, cuerdas y poleas compondrán una estética Deus ex machina, destacando los cuerpos que, junto con los elementos naturales, ayudarán a percibir una imagen antigua pero moderna, extrañamente reconocible para el espectador”, adelantó.

Aunque siguiendo las medidas de seguridad anticontagio, el Teatro Griego ha conseguido que se amplíe su aforo hasta los 3.000 espectadores para cada una de las funciones programadas.