La Fiscalía presenta pruebas contra políticos salvadoreños ligados con las pandillas

0
5
571408

EL SALVADOR PANDILLAS

San Salvador, 24 jun (EFE).- La Fiscalía de El Salvador presentó este jueves pruebas contra un grupo de políticos salvadoreños, incluido el exalcalde de San Salvador Ernesto Muyshondt (2018-2021), que enfrentan una investigación judicial por supuestamente negociar favores políticos con las pandillas y entregarles más de 600.000 dólares.

La fiscal Zulma Romero, de la Unidad contra la Corrupción y la Impunidad, explicó a periodista que luego de “una basta investigación se ha recolectado elementos de prueba documental, testimonial y pericial, los cuales nos permiten establecer que efectivamente el hecho se ha cometido y que hay elementos suficientes para comprobar la participación de los imputados”.

El dictamen de acusación con las pruebas fue presentado ante el Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador y se pidió a dicha corte, según Romero, que se defina una fecha para la audiencia preliminar contra los implicados acusados de delitos de fraude electoral y agrupaciones ilícitas.

Además del exalcalde de la capital salvadoreña son procesados los exministros de Seguridad y Gobernación, Benito Lara y Arístides Valencia, respectivamente, Paolo Lüers, Raúl Mijango y Wilson Alvarado, quienes se desempeñaron como nexo entre los líderes de las pandillas y los partidos.

Una corte de Paz decretó en febrero de 2020, tras enviar el proceso a la fase de instrucción, medidas sustitutivas a la detención a Muyshondt, Valencia y Lara, y el pago de una fianza de 10.000 dólares en efectivo, cada uno, para que continuaran el proceso en libertad condicional.

Sin embargo, Muyshondt está preso en el Penal La Esperanza y enfrenta un proceso penal por el delito de defraudación al fisco.

Lüers y Alvarado también están en libertad y pagaron una fianza de 5.000 dólares, mientras que Mijango guarda prisión dado que purga una pena por otros delitos.

Muyshondt es miembro de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y los exministros del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Dos testigos de la Fiscalía, exlíderes de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, vinculan a estas personas con la compra de votos a las “maras” en la elección presidencial de 2014 y legislativa de 2015.

La elección de 2014 fue ganada por el excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén para el período 2014-2019 en una segunda vuelta ante el exalcalde de San Salvador y exdiputado Norman Quijano (2009-2015).

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a diferentes planes de seguridad de los últimos cuatro Gobiernos.