La filial irlandesa de Microsoft no pagó impuestos aunque ganó 260.000 millones

0
11
547232

MICROSOFT IMPUESTOS

Madrid, 4 jun (EFE).- Una filial irlandesa de Microsoft, con el nombre Microsoft Round Island One, que declaró un beneficio en 2020 de 315.000 millones de dólares (260.000 millones de euros al cambio), pagó cero euros de impuestos al tener su residencia fiscal en Las Bermudas, según publica The Guardian.

Microsoft Round Island One, cuya dirección registrada se encuentra en una oficina del bufete de abogados Matheson en Dublín, no tiene más empleados que sus directores.

Esta cifra de negocio la alcanzó por el cobro de licencias de uso de software de Microsoft en todo el mundo, según este medio de comunicación, que cita como fuente las cuentas presentadas en la Oficina de Registro de Empresas de Irlanda del ejercicio fiscal del año pasado, que concluyó a finales de junio.

El año anterior Microsoft Round Island One había registrado un beneficio de 10.000 millones de dólares (8.257 millones de euros).

En la declaración de impuestos, la compañía explica que como empresa residente en Bermudas no abona ningún impuesto sobre la renta.

La compañía pagó un dividendo de 24.500 millones de dólares (20.231 millones de euros) a Microsoft Corporation durante el año financiero, seguido de un dividendo especial adicional de 30.500 millones de dólares (25.186 millones de euros).