La Feria del Libro de Madrid entra en su recta final con optimismo

0
6
676125

ESPAÑA LITERATURA

Madrid, 25 sep (EFE).- La Feria del Libro de Madrid entró en su recta final este sábado con un aforo completo desde casi su apertura, largas filas de lectores y decenas de autores, cerrando con optimismo su 80 edición, que concluye mañana tras haber comenzado con incertidumbre y ha tenido a Colombia como país invitado.

Los autores coinciden en destacar cómo se cumplieron sus expectativas tras las “ganas” de reencuentro que tenían y lectores explicaron a Efe cómo habían decidido dejar la visita a las casetas de la feria para este último fin de semana, en el que el horario es ininterrumpido hasta las nueve de la noche.

Así lo explicó Andrea, una joven lectora que, tras varios intentos en jornadas anteriores sin poder entrar en el recinto acotado en el madrileño Parque del Retiro, con un aforo de 3.900 personas, pudo finalmente hoy acercarse a comprar un ejemplar del último libro de la ilustradora Esther Gili y guardar fila para que se lo firmara.

El político madrileño Íñigo Errejón fue otro de los que se estrenó este sábado en la Feria del Libro de Madrid, eso sí, como autor de “Con todo. De los años veloces al futuro”, editado por Planeta.

Es su primer libro en solitario: “Y por tanto se viene con más nervios y con ilusión. Está justo recién salido”, explica a Efe el líder de Más País, una formación de izquierda, y quien fuera número dos de Podemos, nada más llegar al parque del Retiro, en el centro de la capital, para firmar ejemplares.

También el historiador y escritor de novela histórica Santiago Posteguillo se encontraba este sábado “muy feliz” de estar firmando sus novelas, para las que el público guarda una larga fila: “ha venido mucha gente especialmente la que más pasión tiene por la lectura y está siendo un reencuentro muy bonito”, explica a Efe.

Posteguillo publicó hace un año y medio, justo antes del confinamiento por la pandemia, su última novela “Y Julia retó a los dioses”, con la que concluía la serie protagonizada por la emperatriz Julia Domna, y que se convirtió en una de las novelas más vendidas, recuerda. Y ahora está inmerso en la escritura de otra obra, naturalmente también sobre Roma, con otro personaje que confía en que apasione a todos los lectores.

Otra de las filas de este sábado fue la que hicieron los lectores de la escritora y periodista Carme Chaparro para que les dedicara un ejemplar de su última novela que, con “No decepciones a tu padre”, cierra la trilogía que comenzó con el Premio Primavera “No soy un monstruo”.

“Les abrazaría a todos, es maravilloso”, dice Chaparro que considera que, aunque fue una feria diferente, “cuando llegas aquí con los libros y los lectores, es la misma magia de siempre”.

Escritores como Julia Navarro, Javier Cercas o el Premio Cervantes Eduardo Mendoza, Federico Moccia y Héctor Abad Facciolince son otros de los que continúan firmando este último fin de semana de la feria, que este año rindió homenaje a Carmen Laforet, recién cumplido el centenario de su nacimiento.

La escritora Najat El Hachmi, que prologó la nueva edición de “Nada” de Laforet, dedicaba también este sábado su novela “El lunes nos querrán”, que fue Premio Nadal 2021 y que dedicó “a las mujeres valientes que salieron del camino recto para ser libres”.

“Echaba de menos este tipo de actividad”, explica a Efe mientras firma ejemplares a lectoras que, dice, le están transmitiendo cómo se han sentido identificadas con las mujeres que protagonizan su novela.

Como todos los fines de semana de la Feria del Libro, los niños son protagonistas en El Retiro, a pesar de que el aforo de esta edición se redujo y en el Pabellón infantil solamente pueden entrar 40 niños en lugar del centenar de otras ocasiones para ver las novedades literarias expuestas en una biblioteca y participar en alguna de las actividades.

Este sábado le tocaba el turno a la autora Maria Luisa Torcida y sus libros “Las divertidas aventuras de las letras”, de Bruño, para quien la experiencia en la feria es “fantástica”, según explicaba a Efe mientras un niño le aseguraba que le encantaban las letras de sus libros.

Carmen Naranjo