La FAO reivindica la sostenibilidad de los sistemas alimentarios indígenas

0
42
572065

FAO INDÍGENAS

Roma, 25 jun (EFE).- Los sistemas alimentarios de los pueblos indígenas se encuentran entre “los más sostenibles en el mundo en términos de eficiencia” porque logran “altos niveles de autosuficiencia sin agotar recursos naturales”, según un informe publicado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El documento analiza los sistemas alimentarios de pueblos indígenas en Colombia, Guatemala, Finlandia, Camerún, Islas Salomón, Malí e India, y advierte de que estos sistemas están en riesgo por el cambio climático, grandes proyectos de infraestructuras y concesiones mineras y agrícolas.

En Colombia, la FAO estudió a seis comunidades del resguardo indígena Ticuna, Cocama y Yagua de Puerto Nariño, en el Amazonas, de los que destacó las “chagras”, unos terrenos de cultivo indígenas basados en el conocimiento tradicional de estas comunidades.

Los pueblos indígenas de Puerto Nariño basan su sustento en la agricultura, la pesca, la caza y la recolección; y destinan parte de su producción a la venta en el mercado, por lo que demandan que la información recopilada sobre su sistema alimentario sirva para adaptarse a la economía de mercado, según recogió el informe.

El pueblo chortí de Guatemala, de origen maya, se sustenta en la milpa, un sistema agrícola que en base al maíz se acompaña de otros productos como el frijol.

El estudio pone de relieve los valores de la comunidad chortí, centrados en “el bienestar de la comunidad, respeto y confianza de los recursos naturales y redes comerciales alternativas, que han ayudado a proveer seguridad en tiempos de escasez”.

El pueblo melanesio de Islas Salomón combina agrosilvicultura, recolección de alimentos silvestres y pesca para generar el 70 % de sus necesidades dietéticas, mientras que el pueblo sami de Inari (Finlandia) obtiene el 70 % de las proteínas que consume a través de la pesca, la caza y el pastoreo.

“A pesar de haber sobrevivido durante siglos, los sistemas alimentarios de los pueblos indígenas probablemente desaparecerán en los próximos años”, alertó el director general de la Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), Juan Lucas Restrepo, cuya organización también participó en la elaboración del informe.

El director general de la FAO, Qu Dongyu, reclamó trabajar “con los pueblos indígenas, no contra ellos, para aprender y crear conocimiento para toda la humanidad” y destacó que las comunidades nativas “siempre han sido innovadoras y dinámicas, se han adaptado durante generaciones a los ecosistemas en los que han vivido”.

“Ser adaptativos es el principal elemento resiliente de estos sistemas alimentarios. Los pueblos indígenas adaptan su producción y consumo de alimentos a la estacionalidad y los ciclos naturales observados en sus ecosistemas, no al revés como hacen la mayoría de sociedades”, añadió la presidenta del Foro para las Cuestiones Indígenas de la ONU, Anne Nuorgam.