La factura petrolera de Honduras subió un 52 % en 5 meses, hasta 608,9 millones de dólares

0
11
604846

HONDURAS COMBUSTIBLES

Tegucigalpa, 24 jul (EFE).- La factura petrolera de Honduras sumó 608,9 millones de dólares entre enero y mayo de este año, un 52 % más que en el mismo período de 2020, y el país compró un millón de barriles más de hidrocarburos, debido al aumento del precio internacional del petróleo.

Así lo informó este sábado el Banco Central de Honduras (BCH) en un informe en el que detalló que la compra de combustibles, lubricantes y búnker para generación de energía eléctrica subió 208,3 millones de dólares con relación al mismo periodo de 2020 (400,6 millones de dólares).

El aumento en factura petrolera en los primeros cinco meses de 2021 obedece al alza en el precio internacional del petróleo, influenciado por la reactivación de las economías del resto del mundo, principalmente la de Estados Unidos, tras el cierre de las actividades por la pandemia de covid-19, explicó.

Honduras acumula 286.635 casos confirmados y 7.594 muertes por la covid-19 desde marzo de 2020, cuando fueron confirmados los primeros dos contagios.

En el caso del diésel, el país centroamericano pagó por su importación 211,1 millones de dólares, un 41,8 % más que en el período de referencia de 2020, cuando compró 148,9 millones de dólares, señaló el Banco Central de Honduras.

La compra de gasolina superior, por 153 millones de dólares, aumentó 91,1 % con relación a 2020, cuando fue de 80,1 millones de dólares.

Según el documento, la importación de gasolina regular le costó a los hondureños 80,9 millones de dólares, lo que supone un 59,6 % más que los 50,7 millones pagados en 2020.

La entidad indicó que la compra de búnker, principal materia prima para la generación de energía térmica, por 104,6 millones de dólares, aumentó 24,1 % con relación al mismo lapso del año pasado, cuando ascendió a 84,3 millones de dólares.

También señaló que se compraron 59,3 millones de dólares en queroseno y gas licuado para uso doméstico, lo que supone un 62 % más que los 36,6 pagados en 2020.

El año pasado se importaron 7,8 millones de barriles de derivados del petróleo, lo que representa un millón más a lo comprado en 2020, cuando sumaron 8,7 millones de barriles, indicó el Banco Central.

El organismo incluyó en la factura petrolera de entre enero y mayo de 2021 la compra de energía eléctrica que Honduras hizo a otros países centroamericanos, que no identifica, por 6,8 millones de dólares, 22,7 % menos a los 8,8 millones comprados en 2020.