La factoría de terror Blumhouse apuesta por el público latino en “Madres”

0
6
691167

EEUU CINE

Los Ángeles (EE.UU.), 8 oct (EFE).- La factoría Blumhouse, creadora de fenómenos del cine de terror como “Paranormal Activity” y “The Purge”, tiene entre sus apuestas para este otoño “Madres”, una película que toma como punto de partida la migración de México a California en los años 70.

La cinta, que se estrena este viernes en Amazon Prime, ha sido una de las cuatro seleccionadas para formar parte de “Welcome to the Blumhouse”, el programa que Jason Blum, uno de los productores de terror y suspense más influyentes en la actualidad, selecciona cada año con motivo de la fiesta de Halloween.

“El género de terror ha excluido tradicionalmente a ciertos grupos”, explicó el cineasta durante la presentación de la nueva colección de largometrajes.

Los estudios Blumhouse han decidido centrar su programación de este año en cintas dirigidas por nuevos talentos y protagonizadas por personajes que normalmente no suelen aparecer en las películas de terror.

“Son películas que cuentan historias sobre grupos que están marginados en el cine, como los inmigrantes o las personas mayores”, explicó Blum.

“Madres”, por ejemplo, sigue a una pareja mexicanoestadounidense que en los años 1970 se instala junto a otros migrantes en una granja de California, donde comienzan a encadenarse una serie de siniestras ocurrencias.

Otra historia, “Bingo Hell”, está protagonizada por un grupo de ancianos que conviven en un barrio y cuya líder, Lupita, se enfrenta a la compañía que quiere comprar el bingo local, aunque no sabe que se trata de “una fuerza mucho más poderosa que el dinero”, indica el argumento del filme dirigido por la mexicana Gigi Saul Guerrero.

Finalmente, “The Manor” tiene como escenario principal una residencia de ancianos atacada por una fuerza sobrenatural y “Black as Night” viaja por los barrios racialmente diversos de Nueva Orleans.

Blum revolucionó el cine de terror en 2007 gracias a “Paranormal Activity”, un largometraje que costó 15.000 dólares y recaudó casi 200 millones de dólares.

Desde entonces, el género de terror ha encontrado en los latinos a uno de sus públicos más fieles.

Según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), la mitad de los estrenos en cine más populares entre la audiencia latina fueron de terror. En el caso de la saga “The Conjuring”, por ejemplo, suponen entre el 20 % y el 35 % del total de su público.

“Tenemos que dar oportunidad para que los rostros que representan el terror se parezcan más a su audiencia”, concluyó Blum, quien además de producir las cuatro nuevas películas de “Welcome to the Blumhouse” estrenará la semana que viene en cines el largometraje “Halloween Kills”.