La experiencia de comprar un arma en Charlotte

0
1609

Por Jacobo Strimling | [email protected]

Charlotte NC. – Adquirir una pistola, un rifle o una ametralladora en Carolina del Norte podría ser tan sencillo como entrar a una tienda de armas. Sin embargo,  para comprarla de manera legal,  es necesario obtener un permiso.

El proceso no es  complicado pero puede llevar entre un par de semanas y hasta meses si se solicita una licencia de porte oculto, lo que se conoce como ‘Concealed Carry Permit’.

En una visita a Blackstone,  un popular establecimiento ubicado en Wilkinson Boulevard, un empleado explicó a HOLA News los requerimientos para comprar una pistola. “Lo primero es solicitar un permiso de comprar armar, lo cual se hace a través de la web de la Oficina del Alguacil de tu condado”.

El proceso

Si la persona interesada vive en Charlotte y cumple los requisitos básicos debe completar la solicitud en el sitio www.mecksheriff.com,  se firma la aplicación con las iniciales, y una vez completada, se hace un pago de  $5 dólares por cada permiso, así como también una tarifa de conveniencia de $3 por única vez.

La ley aprobada por el Senado de Carolina del Norte establece que no puede obtener un arma un criminal o acusado de un crimen, a menos que haya sido indultado. Tampoco puede comprar u obtener una arma un drogadicto, alguien mentalmente inestable, un inmigrante indocumentado,  quien haya sido dado de baja del ejército de los Estados Unidos en condiciones deshonrosas o en virtud de una orden judicial que  dice que el individuo es una amenaza para su pareja intima o familiar cercano.

También hay un requisito de intención: el arma  debe ser utilizada con fines de  protección, tiro al blanco, como objeto de colección o para la cacería.

La oficina del Sheriff tiene 14 días para aprobar o denegar a un solicitante, luego de obtener los registros judiciales sobre salud mental y faltas a la ley de los últimos cinco años.  El alguacil decidirá si el solicitante tiene buen carácter moral.

Según el trabajador en la tienda de armas, y donde la ‘libertad se encuentra con la seguridad’, el condado Mecklenburg recibe una gran cantidad de solicitudes por lo que sugirió buscar la aprobación en entidades cercanas para acortar los tiempos.

Tan pronto como sea posible, si fue aprobado, recoja su permiso advirtió vendedor de armas. Una vez que se procese, recibirá una carta o correo electrónico que indique si su solicitud de permiso fue aprobada o denegada.

REQUISITOS PARA OBTENER UN PERMISO DE COMPRA DE ARMAS
•Ser ciudadano o residente legal de EE.UU.
• Tener 21 años de edad.
• Residencia de al menos un mes en el condado Mecklenburg.
• Proporcionar una licencia de conducir válida u identificación con foto y dirección actual emitida en el estado de Carolina del Norte.

Se debe realizar una verificación de antecedentes penales antes de otorgar el permiso.
El permiso tiene validez por un período de cinco años a partir de la fecha de emisión.

En busca de armas

Permiso en mano, el interesado podrá escoger entre una gran variedad de pistolas disponibles en el enorme espacio comercial. Los precios oscilan de acuerdo al modelo y calibre entre los cienes y hasta los miles, todas cuidadosamente exhibidas en los grandes aparadores.

La tienda de muchas ventanas y techos altos y perfectamente bien iluminada, además cuenta con salones de clases y un cómodo espacio para obtener su ‘Concealed Carry Permit’, lo que requiere completar ochos horas de clase y entrenamiento.

De llamar la atención es también el lujoso espacio VIP Lounge, y las áreas de practica de tiro al blanco donde miembros y visitantes disparan sus armas, revólveres, metralletas y demás, sean las propias o rentadas.

Las facilidades del establecimiento además están disponibles para eventos corporativos y fiestas. Bodas, cumpleaños, Bar Mitzvahs, eventos de desarrollo empresarial, reuniones con clientes, actividades de integración y mucho más, dice su publicidad, puede ser el pretexto para que desde aficionados con experiencia hasta personas que nunca han cogido un arma convivan mientras tiran balazos.

En los últimos años más de una docena de comerciantes de armas a gran escala se han abierto en la región de Charlotte, alentando la competencia en la millonaria industria armamentista.

Otros servicios

Blackstone como otras tiendas también facilitan la venta de armas privadas, que están menos reguladas que los concesionarios, pero pueden conllevar grandes riesgos de responsabilidad civil para ambas partes.

Si alguien heredó un arma y quisiera venderla, por ejemplo, tanto el comprador como el vendedor pueden llegar a la tienda, lo que transferiría el arma al comprador. La tienda haría las verificaciones de antecedentes, lo que significaría una forma voluntaria de aliviar al vendedor de responsabilidad.

Leave a Reply