La Euroliga reduce cuarentena de no vacunados de 14 a 10 días

0
5
788895

BALONCESTO EUROLIGA

Madrid, 7 ene (EFE).- La Euroliga de baloncesto actualizó este viernes los protocolos sanitarios para combatir la covid-19 y, además acortar el tiempo de retorno de los jugadores no vacunados de 14 a 10 días, anunció que los jugadores, cuerpo técnico y árbitros deberán hacerse una prueba de PCR tres días antes de cada encuentro (dos en el caso de los partidos en casa).

A través de un comunicado, la organización explicó los nuevos protocolos después de la reunión celebrada el pasado 3 de enero en la que los clubes participantes en la Euroliga acordaron aplicar varias modificaciones a los Protocolos de Salud y Seguridad, posteriormente ratificados por el Consejo de Accionista de la ECA (Euroleague Commercial Assets, compañía que organiza el torneo).

El acortamiento de las cuarentenas para los vacunados de catorce a siete días fue una medida ya anunciada el pasado 4 de enero. Ahora, la Euroliga actualiza sus protocolos para afinar la pelea contra el coronavirus.

“Los jugadores, el cuerpo técnico y los árbitros realizarán una prueba de PCR o RAT tres días antes de cada partido (dos días en el caso de los partidos en casa), sin excepciones para las personas que hayan sido vacunadas o que hayan dado previamente positivo en la prueba de covid-19 y hayan recibido posteriormente una autorización médica”, explica la Euroliga en el citado comunicado.

“El protocolo de regreso al juego para los jugadores no vacunados se acortará de 14 a 10 días, siempre que el plazo se ajuste a la normativa de las autoridades locales. Esto sigue la tendencia de reducir los periodos de cuarentena y aislamiento que ya se ha aplicado en varios territorios de la Euroliga. Se sigue aplicando la actual PCR y otras pruebas médicas que deben realizarse antes de que un jugador reciba la autorización para jugar”, agrega.

Estos nuevos protocolos, finalizó el comunicado, se aplicarán tanto en la Euroliga como en la Eurocopa “con efecto inmediato” y tienen como objetivo “proteger y promover la regularidad y la equidad en las competiciones”.