La Eurocámara vuelve a Estrasburgo a medio gas y marcada por restricciones

0
7
550109

CORONAVIRUS UE

Estrasburgo (Francia), 7 jun (EFE).- La sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo volvió hoy a abrir sus puertas para una sesión plenaria tras quince meses de parón por la pandemia de coronavirus, un regreso que, aunque esperado por Francia debido a su simbolismo, se desarrollará de forma híbrida y estará marcado por las restricciones.

El pleno de junio comenzó pasadas las 17.00 hora local con unos sesenta eurodiputados presentes en el hemiciclo junto al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, quien celebró “estar de vuelta en nuestra casa en Estrasburgo”, lo que fue acogido con júbilo y aplausos por los eurodiputados presentes en sus escaños.

“Muchos de nuestros ciudadanos se han encontrado en situaciones difíciles en lo social y en lo económico, nuestros países se han paralizado. Reiniciar nuestras actividades en Estrasburgo es una señal de confianza y esperanza para todos”, señaló Sassoli, que recalcó que el Parlamento Europeo ha mantenido su actividad legislativa pese a la pandemia.

Y es que, aunque el trabajo cotidiano de la Eurocámara se desarrolla en Bruselas, los tratados requieren celebrar doce plenos al año en la sede de Estrasburgo y esto conlleva el desplazamiento mensual de miles de personas entre eurodiputados, asistentes, personal de los grupos y de la institución y periodistas, entre otros.

Las restricciones a la movilidad y las precauciones de salud pública impidieron desde marzo de 2020 desarrollar en Francia estos plenos, si bien las sesiones se mantuvieron en Bélgica de forma híbrida con normalidad y no se generó ningún retraso en los trámites del último año y medio, como la luz verde al fondo de recuperación pospandemia, el acuerdo posbrexit o los presupuestos comunitarios hasta 2027.

Sassoli había tomado la decisión de reiniciar las sesiones en Estrasburgo a principios de mayo, tras ver en persona al presidente francés, Emmanuel Macron, precisamente en esta ciudad con el motivo de la inauguración de la Conferencia del Futuro de Europa.

Y es que ya había habido un intento previo de retomar los viajes mensuales de la Eurocámara a Estrasburgo: se llegó a dar luz verde a celebrar allí el pleno de septiembre de 2020, pero la durísima segunda ola de la pandemia que comenzaba a adivinarse forzó un cambio de planes.

Pese al retorno, la sesión mantendrá un funcionamiento marcadamente híbrido, con los votos digitales y muchos eurodiputados interviniendo en el pleno desde las oficinas de representación de la Eurocámara en los países de la UE.

También desincentivan el viaje las restricciones en Francia, que cierra restaurantes a las 20.00 horas e impone un toque de queda a las 21.00 hasta el día 9, y al retorno a Bélgica, donde es obligatoria la cuarentena de diez días y dos pruebas PCR si se ha estado más de dos días fuera del país.

La propia Eurocámara ha enviado a Estrasburgo a un tercio de su personal y los grupos han reducido al mínimo necesario la presencia de sus empleados sobre el terreno (entre el 10 y el 15 % en el caso de populares y socialdemócratas y anecdótico por parte de los Verdes).

En cuanto a los diputados, algunos de los grupos más numerosos son los liberales del partido del presidente francés, Emmanuel Macron, -que hoy se sacaban ‘selfies’ en el hemiciclo- o los populares, mientras que los socialdemócratas calculan que han viajado entre un 25 y un 30 % de sus miembros y los conservadores reconocían que no había “muchas ganas de ir” y su presencia en Francia será “muy limitada”.

Las autoridades francesas han ofrecido a todos los que se desplacen a Estrasburgo vacunarse contra el coronavirus, con la idea de incentivar el viaje a esta sesión (para la primera dosis) y a la de julio (para la segunda).

Aunque es el primer pleno que se celebra en Estrasburgo en tiempos de pandemia, lo cierto es que la sede de la Eurocámara en la ciudad francesa ya abrió sus puertas de forma excepcional el pasado 9 de mayo, Día de Europa, con motivo del lanzamiento oficial de los trabajos de la Conferencia sobre el Futuro de Europa.

También la sesión plenaria inaugural de la conferencia tendrá lugar el próximo 19 de junio en Estrasburgo, combinando participación remota y física, e incluirá presentaciones sobre los paneles de ciudadanos europeos y la plataforma digital multilingüe a través de la cual se invita a la participación ciudadana.