La empresa eléctrica de México desea 25 % de contenido nacional en contratos

0
9
543961

MÉXICO ENERGÍA

Ciudad de México, 1 jun (EFE).- La Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa del Estado mexicano, y la Secretaría de Economía (SE) fijaron este martes en 25 % el contenido nacional “deseable” para los contratistas que participen en sus licitaciones.

“El porcentaje de contenido nacional mínimo a requerir es de 12 % con uno deseable de 25 %, siendo el porcentaje ofrecido por los participantes considerado como un criterio de desempate en los procesos de contratación”, indicaron en un comunicado conjunto.

Aunque la CFE reconoció que la Ley de la Industria Eléctrica no lo considera obligatorio, el requisito aplicará para la ejecución de los Proyectos Prioritarios de Inversión (PPI) a cargo del Fideicomiso Maestro de Inversión de la CFE.

En su plan de negocios, la empresa del Estado estipuló 381.544 millones de pesos (unos 19.077 millones de dólares) en proyectos de inversión hacia 2025, con 53 % del monto destinado a la generación de electricidad, en la que destacan seis nuevas centrales de ciclo combinado.

“Se realizarán principalmente en las penínsulas del país para atender la creciente demanda de energía eléctrica en ambas regiones”, apuntaron la CFE y la SE.

Las plantas, detallaron, instalarán una capacidad de 1.545 megavatios (MW) para la península de Yucatán, en el sureste, y 1.714 MW para la península de Baja California, en el noroeste.

Además, se sumarán a los 1.086 MW de la central de Tuxpan Fase I, en Veracruz, para un proyecto total de 4.345 MW.

“Se estima que los PPI generen aproximadamente 17.475 empleos directos y 12.890 indirectos, con un total de 30.365 empleos”, ahondaron.

El anuncio ocurre en medio de la polémica por la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), promulgada el 9 de marzo e impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien busca “rescatar” a la empresa del Estado del “saqueo” de privados y extranjero.

El principal cambio de la reforma es eliminar el criterio económico para despachar primero las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE sobre las centrales privadas de renovables.

La reforma está suspendida de forma indefinida por el Poder Judicial y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió el 7 de mayo analizar la controversia constitucional que interpuso la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

La SE y la CFE justificaron la inclusión de un porcentaje de contenido nacional como requisito para los contratistas al citar el Plan Nacional de Desarrollo delineado por el presidente.

“La estrategia económica dicta entre otras acciones: el rescate del sector energético, la reactivación económica, la generación de empleos y detonar el crecimiento del país”, concluyeron.