La economía alemana supera la crisis sin daños irreparables y crecerá un 3,5 %

0
13
545896

ALEMANIA ECONOMÍA

Berlín, 3 jun (EFE).- La economía alemana ha dejado atrás lo peor de esta crisis sin daños irreparables y crecerá este año, al menos, un 3,5 %, afirmó hoy el titular de esa cartera, Peter Altmaier, al hacer balance de la situación un año después de que se aprobara en el país el programa coyuntural más grande desde la posguerra.

“Hoy podemos decir que hemos logrado evitar daños graves e irreparables para la economía alemana”, dijo el ministro durante una rueda de prensa, en la que aseguró que el país ha conseguido superar la recesión “mejor de lo esperado por casi todos”.

Expresó su confianza de que la economía crezca este año entre el 3,5 % y el 4 %, después de retroceder el año pasado sólo un 4,9 %, en contra de los pronósticos que apuntaban a una contracción de más del 6 %.

También la reactivación de la economía ha comenzado antes que en otros países y el motor de la economía vuelve a funcionar, dijo, y agregó que si Alemania ha dejado atrás lo peor de la crisis es gracias al “esfuerzo común sin precedentes” y a una “gran solidaridad mutua” entre empleados y empresas, con el apoyo del Estado.

Señaló que gracias al amplio programa de ayudas se lograron salvar entre otras medidas con la modalidad de jornada reducida subvencionada conocida como “Kurzarbeit” probablemente más de un millón de puestos de trabajo y reducir las quiebras de empresas a niveles incluso inferiores a antes de la pandemia de la covid.

Recordó que las ayudas ascendieron a casi 300.000 millones de euros, entre ellos más de 30.000 millones para el “Kurzarbeit”, más de 100.000 millones destinados al apoyo a empresas mediante créditos y subvenciones y más de 130.0000 millones para relanzar la economía.

Altmaier señaló que también para los próximos meses es necesario un “mix de instrumentos responsable, dinámico y con visión de futuro”.

En primer lugar, precisó, está previsto alargar las ayudas más allá del 30 de junio para aquellas empresas que puedan demostrar una caída de la facturación del 30 %, para lo cual espera que la coalición de Gobierno llegue a un acuerdo la semana que viene.

En segunda lugar, hay que evitar que se convierta en costumbre que las ayudas estatales permanentes sustituyan a las inversiones privadas, porque Alemania es una economía de mercado y eso frenaría el dinamismo propio de este modelo y las oportunidades de crecimiento.