La directora del Mipcom: “Nunca hubo tanta necesidad de volver al cara a cara”

0
2
695126

CANNES SERIES

Cannes, (Francia) 13 oct (EFE).- El Mipcom, el mayor mercado audiovisual del mundo, cierra sus puertas este jueves tras cuatro días de intensos encuentros entre compradores, productores y distribuidores, y que muestran la importancia de los negocios cara a cara, constata su directora en una entrevista con EFE.

“Hemos pasado el último año aprendiendo qué es lo que los clientes necesitan del servicio en línea y un hallazgo importante es que no querían tener únicamente un mercado virtual: nunca hubo tanta necesidad de volver al cara a cara”, explica Lucy Smith, directora del Mipcom y el Miptv, hermano pequeño del mercado que se celebra habitualmente en abril.

Acostumbrados a recibir una media de 13.000 participantes en cada edición, el Mipcom ha recibido en estos cuatro días de encuentros cerca de 4.500 personas, con 145 expositores de 38 países distintos.

El mercado asiático ha sido el gran ausente, así como gran parte del continente americano, ya que las variables condiciones por la pandemia frenaron a muchos a la hora de volar mientras que otros asistentes confirmaron a última hora su presencia.

Las citas entre profesionales tardaron en arrancar y el lunes a primera hora el Palacio de Festivales, que acoge la reunión, mostraba un panorama un tanto desértico. Pero a primera hora de la tarde se animó y este martes las mesas de encuentros estaban totalmente llenas.

Muchos empresarios interrogados por EFE aseguraron tener la “agenda llena” durante todo el día.

Así, los organizadores del Mipcom consideran superado el primer reto que planteó la pandemia.

“La gente empieza a pensar que ya no necesitas un mercado físico porque puedes hacer negocios en línea. Muchos de nuestros clientes estaban haciendo eventos en internet con éxito, pero al final querían volver al mercado físico”, apunta Smith.

La directora del evento cree que este reencuentro ha servido también para tomar la temperatura del comportamiento de la gente, que ya no está dispuesta a hacer tantas reuniones presenciales como antes.

“La gente ha cambiado la forma en la que trabaja, también por la preocupación de la huella de carbono”, dice, y cree que esto puede ser una ventaja para ellos, que juegan la carta de reunir a buena parte de los principales actores del sector en una feria de enormes dimensiones.

Los años anteriores a la pandemia no habían sido fáciles para este mercado.

El público reclamaba cambios y centrar el encuentro en los negocios, en parte por la multiplicación de encuentros similares que estaban surgiendo, más específicos y más adaptados a la preocupación de cada profesión.

Tanto es así que la primera edición del Mip que tuvo que ser anulada por la pandemia, el MipTv, en abril de 2020, prometía ser un momento de transformación para responder a algunas de esas quejas.

Al final, han sido tres los encuentros celebrados a distancia, con una programación retransmitida en directo, y Smith dice que la evolución de las ediciones en físico ya está en marcha.

UN MERCADO DIGITAL TODO EL AÑO

Por ejemplo, esta semana han anunciado la creación de OneMIP, una forma de mantener un vínculo abierto con la comunidad audiovisual durante todo el año.

“Nos permitirá ir más allá del público que acude físicamente a los Mip y encontrar una nueva audiencia. Nuestro objetivo es crear la mayor comunidad de compradores para que nuestros clientes sean capaces de distribuir sus contenidos en sus plataformas”, explica la directiva.

De momento, la organización desoye las voces que clamaban por una única reunión anual en octubre, acabando con el intermedio Miptv, y confirma que éste se celebrará en abril próximo, del 4 al 7. La semana queda así reducida a tres días e integrará el MipDoc y MipFormat, dedicado a formatos más específicos.

Smith espera también que en abril el público americano tenga más posibilidades de acudir a la cita, si bien MipCancun tendrá lugar en México este mes de noviembre, ya de forma presencial.

Pese a la esperanza, Smith sabe ahora que la situación puede cambiar en cualquier momento y repite la frase que más ha sonado en el último año y medio: “Habrá que ser flexibles”.

Por María D. Valderrama