La deuda y el déficit públicos aceleran su caída en junio en Brasil

0
3
612043

BRASIL ECONOMÍA

Brasilia, 30 jul (EFE).- Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, redujo en junio su déficit público nominal hasta el 7,36 % del producto interno bruto (PIB), al igual que la deuda, que cayó hasta el 84,0 % del PIB, informó este viernes el Banco Central.

El país sigue por la senda del ajuste fiscal después de disparar sus gastos por la pandemia del coronavirus y consiguió disminuir su déficit público interanual 1,79 puntos, con relación al mes de mayo, cuando llegó al 9,15 % del PIB.

En junio, el sector público brasileño registró un déficit de 75.600 millones de reales (unos 14.800 millones de dólares), segundo mes consecutivo en negativo, aunque en un valor inferior al del mismo mes de 2020, cuando llegó a los 210.160 millones de reales (41.200 millones de dólares).

En los seis primeros meses de 2021, el déficit público nominal acumulado se situó en el equivalente al 3,66 % del PIB, frente al 16,22 % que reportó en el mismo periodo de 2020.

Por aquella época, el Gobierno realizó una fuerte inyección en la economía, a través de subsidios para las familias más vulnerables y ayudas a los empresarios, para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus, lo que disparó el déficit y la deuda a niveles récord.

Esos beneficios los reactivó en este 2021, cuando Brasil afrontó la peor fase de la crisis de la covid-19, aunque redujo su valor y el número de personas con derecho a ellos, por lo que su impacto ha sido menor en las cuentas fiscales del país.

Brasil cerró 2020 con un déficit nominal equivalente al 13,6 % del PIB, el peor resultado desde 2001 y casi el triple del registrado en 2019 por ese aumento de los gastos para mitigar los efectos económicos de la covid-19.

Por otro lado, la deuda pública bruta de Brasil cayó 0,6 puntos porcentuales en junio frente a mayo pasado hasta el 84,0 % del PIB, un porcentaje aún considerado alto, pero lejos de los niveles récord de 2020, cuando llegó a superar el 90 %.

La crisis sanitaria hundió el producto interno bruto (PIB) de Brasil un 4,1 % en 2020, el peor resultado anual desde 1996, aunque para este año, según economistas consultados por el Banco Central, crecerá casi un 5,3 %, con una inflación que superará el 6,5 %.