La Cruz Roja preocupada por el aumento de la covid en prisiones de Birmania

0
5
604468

CORONAVIRUS BIRMANIA

Bangkok, 24 jul (EFE).- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) expresó este sábado su “preocupación” por el incremento de los casos de la covid-19 en Birmania, incluida la situación en las prisiones del país.

El organismo internacional indicó en un comunicado que “sigue de cerca” las informaciones publicadas sobre los brotes del virus en los recintos penitenciarios, entre ellos la prisión de Insein, en Rangún, donde se encuentran decenas de presos políticos.

Los representantes de CICR dialogan con las autoridades penitenciarias “para retomar las visitas puramente humanitarias y las actividades en los lugares de detención, incluido Insein”.

La junta militar, que gobierna el país desde el golpe de Estado del 1 de febrero, suspendió las visitas a estos recintos a raíz del fuerte rebrote de la covid-19, la peor ola de muertos e infectados que registra Birmania desde el inicio de la pandemia.

El viernes los reclusos en Insein comenzaron una protesta por la situación de la pandemia, aunque también lanzaron proclamas contra la junta militar, y que terminó tras la llegada al penal de varios vehículos castrenses.

Varias embajadas, como la de Estados Unidos y la Unión Europea, instaron anoche en un comunicado a las autoridades “a resolver la situación de manera pacífica y respetando los derechos básicos a la atención sanitaria de los detenidos en esa y otras prisiones”.

A la brutal represión de las fuerzas de seguridad, que ha disparado a matar contra manifestantes pacíficos y han causado la muerte de al menos 931 personas, se suma el descontrolado rebrote de la pandemia en Birmania, vinculado a la variante delta.

Las autoridades sanitarias, ahora bajo el mando castrense, registraron el jueves 6.701 nuevos casos de la covid-19 y 319 muertes, el peor dato de fallecidos desde el inicio de la pandemia, lo que eleva el total a 253.364 infectados y 6.133 decesos.

Según grupos de médicos, los datos oficiales no reflejan la realidad en el país, con una limitada capacidad diaria de entre 12.000 y 15.000 pruebas para detectar el virus entre sus 55 millones de habitantes, a la que se suma el colapso de los hospitales, la falta de oxígeno y la desconfianza con el régimen militar.

Este martes pereció el político Nyan Win, de 78 años y antiguo abogado y confidente de la derrocada líder Aung San Suu Kyi e importante figura del partido Liga Nacional para la Democracia, al contraer el virus mientras permanecía en Insein.

CICR, que remarcó su posición de ente neutral e imparcial ante conflictos armados o episodios de violencia, “reiteró su oferta de ayuda para atajar la covid-19 y cuidados sanitarios en general en lugares de detención”.