La congresista Ocasio-Cortez envía 16.000 mascarillas N95 a Nueva York

0
22
216215

CORONAVIRUS

Nueva York, 20 abr (EFE News).- La congresista neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez ha enviado casi 16.000 mascarillas N95 a varios hospitales de las zonas de El Bronx y Queens para ayudar en la lucha contra el coronavirus ante la falta de material que se ha registrado en los centros médicos de Nueva York.

Ocasio-Cortez, la congresista más joven de la historia de Estados Unidos., consiguió reunir 250.000 dólares para diez grupos comunitarios que actúan en el distrito electoral al que representa, una porción de los cuales destinó a la organización “Masks For America” (Mascarillas para América).

El material de protección fue enviado a lo largo del pasado fin de semana al Centro Médico de Montefiore, al Hospital Lincoln, el Bronxcare Health System y al Centro Médico Jacob.

“Estamos muy agradecidos con nuestros trabajadores sanitarios que están en primera línea por su servicio altruista”, dijo la legisladora en un comunicado remitido a la prensa, que señaló que su distrito electoral es uno de los más afectados por la pandemia de todo EE.UU.

“Es inaceptable que estemos pidiéndole a nuestros doctores y enfermeras que dependan de donaciones fragmentadas de material de protección. Seguiré presionando al presidente (Donald) Trump para que destine más fondos a hospitales”, agregó.

El envío de mascarillas de la congresista se conoce el mismo día en el que la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York presentó una demanda colectiva contra el Gobierno estatal y dos sistemas hospitalarios alegando que sus condiciones de trabajo durante la pandemia son peligrosas y que no han recibido la suficiente protección para hacer frente al mayor brote del COVID-19 del país.

El sindicato, que representa a 42.000 enfermeras en toda Nueva York, dice que el Departamento de Salud de Nueva York no proporcionó a los trabajadores de salud el equipo de protección adecuado e incluso ordenó a los infectados por el coronavirus que regresen a trabajar antes de lo recomendado por el estado.

La demanda se encuentra entre las primeras acciones legales colectivas tomadas por los trabajadores de la salud por las condiciones en que deben realizar su tarea con el brote de coronavirus que les exigen los administradores de los hospitales y el gobierno estatal.

“Más de siete de cada diez de nuestras enfermeras reportan exposición al COVID-19 y la mayoría aún no han sido ni testadas. Estas demandas se presentaron para proteger a nuestras enfermeras, nuestros pacientes y nuestras comunidades por protecciones gravemente inadecuadas y negligentes”, dijo en un comunicado el director ejecutivo del sindicato demandante, Pat Kane.

“No podemos permitir que estas prácticas peligrosas continúen”, concluyó.

El Departamento de Salud de Nueva York dijo por su parte que está “profundamente agradecido” por el trabajo que brindan los trabajadores de la salud y “continúa tomando todos los pasos necesarios para garantizar que tengan el apoyo y el suministro necesarios” para abordar esta “emergencia de salud pública sin precedentes”.

Leave a Reply