La coalición opositora rechaza la postura de Nicaragua frente a Costa Rica y España

0
7
629948

NICARAGUA OPOSICIÓN

Managua, 16 ago (EFE).- La opositora Coalición Nacional rechazó este lunes la posición del Gobierno de Nicaragua frente a Costa Rica y España, con los que mantiene un conflicto diplomático en torno al respeto a los derechos humanos y el proceso electoral nicaragüense, en el que el presidente Daniel Ortega busca otra reelección.

“Rechazamos la nota emitida por la Cancillería de Nicaragua al Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica, país que ha dado refugio a miles de nicaragüenses (..) huyendo de la violencia estatal”, indicó la Coalición Nacional, en una declaración.

“Objetamos, así mismo, la carta enviada por la Cancillería de Nicaragua al Ministerio de Relaciones Exteriores de España en la que la dictadura nuevamente usa un lenguaje ofensivo”, agregó.

El Gobierno de Nicaragua acusó al de Costa Rica de “racismo y extremismo, acosando de manera particular a migrantes y trabajadores nicaragüenses, a quienes avasallan, maltratan y esclavizan, aun sexualmente, usándolos cuando les interesa”, en respuesta a la condena costarricense al allanamiento de La Prensa, el diario más influyente y antiguo de Nicaragua.

“NO REPRESENTA EL SENTIR DE LA CIUDADANÍA”

La Presidencia de Nicaragua también condenó la “inadmisible intromisión del Gobierno del Reino de España en los asuntos internos”, y lo acusó de carecer de “autoridad moral”, cuando es culpable de “tanta falacia, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad, que no confiesan, pero que todo el mundo conoce, y condena”.

La Coalición Nacional rechazó el “lenguaje ofensivo” del Gobierno de Ortega, que calificó de “lejano a la diplomacia y las relaciones internacionales, para reaccionar ante la condena por sus violaciones sistemáticas a los derechos humanos y la competencia política”.

“No representa el sentir de la ciudadanía nicaragüenses en tanto este Gobierno considera injerencia el defender los derechos humanos, que por convenios e instrumentos internacionales, no conocen fronteras y deben ser defendidos donde sea”, sostuvo.

Debido a los roces con Nicaragua, Costa Rica interrumpió el nombramiento de Xinia Vargas como su embajadora en Managua.

España, por su parte, ha llamado a consultas a su embajadora en Managua, María del Mar Fernández-Palacios.

ELECCIONES Y PRENSA

La Coalición Nacional también se refirió a los comicios del 7 de noviembre próximo.

“Estas elecciones siguen siendo amañadas, convirtiéndolas en una farsa triste y dolorosa para el pueblo de Nicaragua, por lo que las desconocemos como un proceso real, competitivo y legítimo”, señaló.

Indicó que las decisiones del Consejo Supremo Electoral (CSE) “son una muestra más de la vocación antidemocrática del Gobierno dictatorial Ortega Murillo y de las instituciones que funcionan violentando su naturaleza”.

En el marco de la contienda electoral el CSE, dirigido en su mayoría por magistrados sandinistas, ha cancelado la personalidad jurídica a tres partidos políticos opositores y recientemente redujo de 75 días a 40 días el periodo de campaña electoral.

Asimismo, la Coalición reiteró su preocupación por la forma en que el Gobierno nicaragüense “minimiza el impacto” de la pandemia de la covid-19, condenó “la persecución sistemática a periodistas y medios de comunicación independientes”, y pidió la libertad del gerente general de La Prensa, Juan Lorenzo Holmann, y de más de 150 opositores considerados “presos políticos”.

La Coalición Nacional está compuesta por la Unidad Nacional Azul y Blanco, el Movimiento Campesino y la Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN).