La CE presentará una iniciativa de salud mental en el trabajo tras pandemia

0
41
574870

UE SALUD LABORAL

Bruselas, 28 jun (EFE).- La Comisión Europea (CE) presentará en 2022 una iniciativa a nivel de la Unión Europea sobre la salud mental en el trabajo tras constatar que los problemas ya existentes han empeorado con la pandemia de covid-19, según anunció este lunes el Ejecutivo comunitario.

La medida se enmarca en la nueva estrategia de seguridad y salud en el trabajo para los próximos siete años, por la que Bruselas también revisará los límites de exposición a sustancias nocivas como el amianto, los diisocianatos, el grafito y el cobalto, causantes de varias enfermedades.

El objetivo de la misma es adaptar las normas europeas a los cambios laborales que traerán la transición digital y ecológica, mejorar la prevención de enfermedades y accidentes, así como prepararse ante futuras crisis.

Aunque el número de accidentes mortales en el trabajo se redujo un 70 % en la UE entre 1994 y 2018, ese año aún se produjeron 3.300 accidentes fatales y 3,1 millones de accidentes no mortales, y cada año más de 200.000 personas fallecen a consecuencia de enfermedades relacionadas con el trabajo, recordó la Comisión.

Proteger a los 170 millones de trabajadores de la UE no solo es “esencial” para su seguridad, sino que también “reduce costes para los empresarios y la sociedad en su conjunto”, defendió el vicepresidente comunitario Valdis Dombrovskis.

Y “estar sano en el trabajo no tiene que ver solo con nuestro estado físico, sino también con nuestra salud mental y bienestar”, añadió el comisario de Empleo, Nicolas Schmit.

En la UE, ya antes de la pandemia, 84 millones de personas sufrían problemas de salud mental y el estrés contribuía a la mitad de los días de ausencia laboral. El coste de estas enfermedades se estimaba entonces en el 4 % del PIB del bloque (incluido el Reino Unido), unos 600.000 millones de euros, según datos de la Comisión.

Y la covid-19 ha empeorado la situación, con mayores niveles de depresión, ansiedad y estrés, sobre todo, entre los jóvenes y las personas con bajos recursos, según la OCDE. En la UE, el nivel de salud mental ha tocado mínimos en todos los grupos de edad, con casi dos tercios de las personas entre 18 y 34 años en riesgo de sufrir depresión, de acuerdo con Eurofound.

Para hacer frente a la situación, la Comisión trabajará con Estados y agentes sociales para elaborar antes de finales de 2022 una iniciativa de salud mental que, sin embargo, no tendrá carácter legislativo y de la que aún no han ofrecido detalles.

Bruselas subraya, además, que con la pandemia el 40 % de los empleados ha pasado a teletrabajar y tendencias ligadas a esta forma de actividad, como la conexión permanente, la falta de interacción social o el mayor uso de tecnologías, “han aumentado los riesgos psicosociales y ergonómicos”.

De ahí que vayan a revisar también las directivas sobre disposiciones mínimas de seguridad y de salud en los lugares de trabajo y sobre trabajo con equipos que incluyen pantallas, ambas en 2023.

Por otro lado, la Comisión también propondrá “límites protectores” a la exposición en el trabajo al amianto, revisando la directiva sobre la materia en 2022; al grafito y los diisocianatos, recogidos en la directiva sobre agentes químicos (2022); y al cobalto, actualizando en 2024 la directiva sobre carcinógenos y mutágenos.

El cáncer es la principal causa de muerte por enfermedades laborales, debido a la exposición a carcinógenos como el amianto (responsable del 85 % de los cánceres de pulmón ligados al empleo), mientras que los diisocianatos pueden provocar enfermedades respiratorias y dermatológicas, en tanto que el grafito puede afectar a las funciones reproductivas.

La Comisión busca así reforzar también la prevención para eliminar enfermedades, accidentes y fallecimientos en el trabajo, una tarea en la que colaborará con los agentes sociales y que, añade, ahorrará dinero, puesto que estos problemas cuestan cada año el equivalente al 3,3 % del PIB europeo.