La CE presenta más normas sobre seguridad de los productos adaptadas a internet

0
13
577761

UE PROTECCIÓN CONSUMIDOR

Bruselas, 30 jun (EFE).- La Comisión Europea propuso este miércoles nuevas normas para garantizar la seguridad de los productos de consumo, adaptándose a los retos que plantea la venta de bienes en línea.

El 71 % de los consumidores compran actualmente bienes en internet, según dijo la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y responsable de Valores y Transparencia, Vera Jourová.

Con esa tendencia en auge, “cada vez más productos vienen de fuera de la Unión Europea y se venden en plataformas digitales”, añadió el comisario de Justicia, Didier Reynders, en alusión a compañías como la china AliExpress y, por eso, propuso una “revisión” de la directiva actual de protección de bienes de consumo, aprobada hace veinte años.

“Queremos tratar la rápida velocidad de la digitalización, que la pandemia no ha hecho más que acelerar”, aseguró Jourová.

“La falta de provisiones explícitas” en la directiva actual “para abordar las especificidades de la venta en línea, en particular la aparición de nuevos actores en la cadena de suministro, ha afectado negativamente a la seguridad de los consumidores de la UE”, recoge el texto del reglamento que presentó hoy la Comisión.

Bruselas actualizó así las normas para adaptarse también a la tendencia de los consumidores de comprar cada vez más productos tecnológicos, para los que “pocos o nadie asume la responsabilidad de retirarlos en caso de que no sean seguros”, dijo Jourová.

A la hora de evaluar la seguridad de los bienes, se tendrá que tener en cuenta su diseño, los aspectos técnicos, el embalaje, su composición y las instrucciones para el montaje.

El reglamento obliga también a proporcionar información sobre los consumidores que pueden sufrir un riesgo al usar los productos, como pueden ser los niños, las personas mayores y las que tienen una discapacidad.

Además, entre los nuevos retos, la nueva normativa cita los productos que funcionan en base a la inteligencia artificial.

Además, con la actualización de la directiva, el Ejecutivo comunitario quiere armonizar a nivel europeo las distintas normas de protección al consumo que aplican los Estados miembros.