La CDU ve Sajonia-Anhalt como un espaldarazo a su distanciamiento de AfD

0
6
550057

ALEMANIA ELECCIONES

Berlín, 7 jun (EFE).- Los conservadores alemanes interpretaron este lunes su clara victoria en el land de Sajonia-Anhalt como un espaldarazo a su cordón sanitario a la ultraderecha y reiteraron su intención de mantener esta postura en las elecciones generales de septiembre.

Los resultados en este Land del este de Alemania se han interpretado sin excepciones desde la óptica nacional, pues en poco más de cien días se celebran las elecciones legislativas más inciertas en una década, con la marcha de la canciller Angela Merkel, el auge de Los Verdes y el desgaste de los dos partidos de la gran coalición por la gestión de la pandemia.

Según los resultados publicados este lunes por la Comisión Electoral Regional, la conservadora Unión Cristianodemócrata (CDU) obtuvo un 37,1 % en Sajonia-Anhalt, su mejor marca en 19 años, mejorando en 7,3 puntos porcentuales sus resultados de los comicios previos y muy por encima de lo anticipado por las encuestas.

En segunda posición quedó el ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que logró un 20,8 % de los apoyos pese a perder 3,8 puntos porcentuales, seguido por La Izquierda (11,0 %), que cedió 5,3 puntos, y el Partido Socialdemócrata (SPD), que con un 8,4 % de los sufragios, cedió 2,2 puntos.

El Partido Liberal (FDP), quinto con un 6,4 % de los apoyos, sumó 1,5 puntos, y Los Verdes ganaron 0,7 puntos, hasta el 5,9 %, pero lejos de lo que le pronosticaban las encuestas.

LA CDU SE RATIFICA EN EL CENTRO

El presidente de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y candidato a la Cancillería, Armin Laschet, celebró el “gran éxito” en Sajonia-Anhalt y subrayó que su partido es un “baluarte” contra la ultraderecha, tratando de zanjar el debate interno en su formación sobre una posible cooperación con AfD, como pide una activa minoría.

“El rumbo del centro no se cambiará ni un milímetro”, afirmó Laschet.

Laschet argumentó que el cordón sanitario, además de ser “lo correcto”, ha sido respaldado por los votantes. “Ha sido un buen día para la CDU”, señaló el líder conservador, pero también “para la democracia en Alemania”.

Los resultados en Sajonia-Anhalt, prosiguió, significan que este Land podrá gobernarse desde el “centro democrático”. La CDU podría sumar la mayoría mínima junto al SPD, pero también buscar un tripartito junto al SPD y Los Verdes, reeditando el actual Ejecutivo, o probar suerte con Los Verdes y el FDP.

El líder regional de la CDU en Sajonia-Anhalt, Rainer Hasselof, agregó en este sentido que se podrá lograr un “gobierno estable” y mandar a AfD una “señal clara”. El objetivo es “secar” ese “extremo político”, dijo en relación a la ultraderecha.

Laschet también criticó a Los Verdes, acusando de contradicciones internas al único partido que actualmente puede hacer sombra al bloque conservador en las encuestas a nivel nacional, con un 21-22 % de apoyos frente a su 24-26 %.

SATISFACCIÓN EN LA ULTRADERECHA

AfD, por su parte, se mostró satisfecho por el resultado, pese a haber cedido terreno, por haberse consolidado como segunda fuerza pese al viento en contra durante la campaña. Celebró además que La Izquierda y el SPD hubiesen perdido apoyos y que Los Verdes no hubiesen logrado la marca que le daban las encuestas.

El líder regional de la ultraderecha, Oliver Kirchner, afirmó en una tensa rueda de prensa en Berlín que está preparado para hacer una “oposición fundamental” y advirtió de que con sus buenos datos entre los jóvenes aspiran a ganar en cinco años.

Tino Chrupalla, cabeza de lista de AfD para las generales, señaló que este “resultado respetable” es una “motivación” de cara a las elecciones generales de septiembre, en las que se proponen “construir” sobre el 12,6 % conseguido en las anteriores.

En La Izquierda y en el SPD se habló de resultados “decepcionantes”, se consideró que los temas que escogieron eran los correctos y se apuntó que el miedo a que AfD llegase a convertirse en primera fuerza en el Land -porque algunos sondeos hablaban de virtual empate con la CDU- llevó a parte de su electorado a votar por los conservadores.

“Lo puedo entender como demócrata. Y sin embargo me duele”, aseguró la líder regional del SPD, Katia Pähle.

El presidente de Los Verdes, Robert Habeck, aseguró que los resultados no son una mala señal tras sus tropiezos en la campaña, aunque reconoció que esperaban “más”.

Juan Palop