Algunos estudios realizados por la Agencia Americana de Protección del Medio Ambiente, indican que la mayoría de productos de limpieza que se utilizan en el hogar contienen ingredientes capaces de dañar ecosistemas y, también la salud de los seres humanos.

Pero, además, sus estadísticas han reflejado que el aire del interior de los hogares puede estar incluso más contaminado que el exterior.

Uno de los primeros pasos es ser comprar productos no tóxicos y, sobre todo, se aconseja mantener una actitud mental positiva, pues los pensamientos y las emociones negativas “pueden resultar más dañinos para la salud y el bienestar que las toxinas que flotan en el aire de nuestra casa”, indica Beth Greer autora de ‘La casa natural’, libro en el que ofrece soluciones prácticas para comer más sano, respirar un aire más limpio y liberarnos de tóxicos.

“Nunca pensamos que vivir en nuestra casa podría hacer que te sientas cansado, irritable, incluso enfermo pero, con el tiempo, el cuerpo puede absorber numerosas sustancias ocultas que pueden ser tóxicas”, comenta la autora.

Esta experta considera que el dormitorio es la estancia más importante de la casa que “debemos convertir en un refugio sano y acogedor por el gran impacto sobre la salud que tiene”.

También hace hincapié en que “la importancia que siempre dedicamos al colchón debe extremarse para elegir uno que no sea sintético, pues despiden gases o liberan químicos en el aire que inhalamos mientras dormimos. A poder ser, que no contenga poliuretano, poliéster o poliestireno”.

Las sábanas con algodón y poliéster suelen incluir acabados con formaldehído que no se van con los lavados, una razón por la que se recomienda que sean cien por cien algodón, o las de bambú, que son suaves y asequibles.

Alerta también sobre la contaminación eléctrica del dormitorio, un lugar en el que la televisión, el móvil, el despertador o la computadora convierten el espacio en un lugar lleno de radiaciones electromagnéticas, por lo que considera que “se debe evitar tener la oficina donde se duerme”.

Además, recomienda dejar los zapatos nada más entrar en casa, “una manera de dejar a atrás la suciedad y contaminantes que se han pisado”.

SHARE

Leave a Reply