Washington.- El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, anunció que su Gobierno apoya la idea de abrir un camino a la ciudadanía para los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS), un programa que permitió vivir y trabajar en Estados Unidos a casi 440.000 personas.

Kelly hizo ese anuncio en una entrevista con la radio pública NPR al ser preguntado por la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de acabar con el TPS para varios países, incluidos cuatro latinoamericanos, como El Salvador, Haití, Nicaragua y Honduras, y naciones de Oriente Próximo, como Siria y Yemen.

“Creo que deberíamos tomar a toda esa gente del TPS que ha estado aquí durante un periodo considerable de tiempo y buscar una forma para ellos de estar en el camino a la ciudadanía”, afirmó Kelly, que dirigió el Departamento de Seguridad Nacional antes de llegar a la Casa Blanca.

Kelly puso de ejemplo a los beneficiarios del TPS originarios de Centroamérica que llevan viviendo una media de 20 años en EE.UU.

“Haciendo lo que ha hecho, la secretaria Nielsen una vez más está forzando al Congreso de Estados Unidos a hacer algo”, afirmó Kelly.

SHARE

Leave a Reply