La cartera inmobiliaria secreta en el Reino Unido supera los 4.000 millones

0
4
686534

PAPELES PANDORA

Londres, 5 oct (EFE).- La familia real de Catar, oligarcas rusos e importantes empresarios británicos figuran en la lista de personas que adquirieron propiedades en el Reino Unido por valor de más de 4.000 millones de libras (4.700 millones de euros) a través de empresas “offshore” o inscritas en paraísos fiscales, según revela este martes la BBC dentro de la investigación de los llamados Papeles de Pandora.

De acuerdo con la filtración de documentos a la que tuvo acceso el canal público británico, la cartera inmobiliaria acumulada en este país por compradores secretos incluye más de 1.500 propiedades adquiridas por medios opacos.

La BBC informó de que la familia real catarí compró dos casas en una de las zonas más exclusivas de Londres, con vistas al Regent’s Park, a través de firmas ubicadas en paraísos fiscales, a fin de ahorrarse millones de libras en impuestos.

Otros miembros de la monarquía Al-Thani también son dueños de varias propiedades en el Reino Unido adquiridas gracias a estos arreglos financieros -que son legales en este país-, con un valor que supera los 650 millones de libras (763 millones de euros).

Asimismo, la mujer del empresario británico Philip Green compró propiedades en Londres cuando el imperio textil de la pareja, dueños de los grandes almacenes BHS y la compañía Arcadia, en el que se integraban tiendas como Topshop y Topman, estaba a punto de desmoronarse.

Tina Green, según la BBC, adquirió en 2016, entre otros, un apartamento en el barrio londinense de Mayfair por 15 millones de libras (17,6 millones de euros) y una casa para su hija cerca del Palacio de Buckingham por 10,6 millones de libras (12,4 millones de euros).

En los papeles de Pandora, filtrados al Consorcio Internacional de Periodistas de investigación, también figura el banquero ucraniano Gennadiy Bogolyubov, a quien investiga el FBI estadounidense por blanqueo de capitales.

Bogolyubov, cofundador del PrivatBank, nacionalizado por las autoridades de Ucrania en 2016 por fraude, posee propiedades en el Reino Unido valoradas en 400 millones de libras (469 millones de euros), entre la que destaca un edificio en Trafalgar Square.

La mayoría de los activos que tiene el banquero por todo el mundo están congelados desde 2017, mientras que tiene abiertos procesos judiciales lanzados por Privatbank en Estados Unidos y el Reino Unido.

Otro nombre que aparece en esta investigación es el del oligarca ruso Mikhail Gutseriev, ya que su hijo Said, quien tiene nacionalidad británica, posee un edificio de oficinas que compró, a través de firmas “offshore”, por más de 40 millones de libras (46,9 millones de euros).

En respuesta a la campaña de represión lanzada en 2020 por el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, contra movimientos pro-democracia, el Reino Unido y la Unión Europea impusieron sanciones al régimen de Minsk, que también se extendieron a colaboradores y socios próximos al dictador, como el propio Mikhail Gutseriev.

Londres y Bruselas consideran que el empresario, fundador del Grupo Safmar, con intereses en petróleo y carbón, es uno “de los principales inversores en Bielorrusia” y “socio de Alexander Lukashenko desde hace mucho tiempo”.

Los abogados de Said Gutseriev, quien tiene participación en Safmar, comunicaron a la BBC que éste “no tiene ningún vínculo empresarial con su padre”, al tiempo que recordaron que Mikhail ya no tiene vínculos con la empresa.