La capital de los cruceros pide luz verde para la navegación

0
117
456912

CORONAVIRUS CRUCEROS

Miami, 19 mar (EFE).- La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levin Cava, afirmó que es “de una importancia crítica para salvar cientos de miles de empleos” en EE.UU. que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) permitan a los cruceros volver a operar desde puertos del país después de un año parados.

La alcaldesa escribió una carta a la nueva directora de los CDC, Rochelle Walensky, en la que señala que Miami-Dade, conocido como la “capital de los cruceros”, está listo para colaborar con la autoridades sanitarias con el fin de acabar con la parálisis de un sector muy castigado por la pandemia y muy importante para la economía de esta zona del sur de Florida.

Según dice en la misiva, los cruceros suponen solo en Miami-Dade una actividad económica de unos 7.000 millones de dólares al año y de ellos dependen 40.000 empleos, además de servir de sostén a otros sectores de la economía.

La alcaldesa hace votos en la carta, publicada este viernes en sus cuentas de redes sociales, para una pronta reanudación de la navegación de esos barcos turísticos y sugiere la fecha del 4 de julio para que el sector esté otra vez en marcha.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, ha fijado esa fecha, Día de la Independencia de país, para iniciar la vuelta a la normalidad después de la pandemia de covid-19.

Cava Levine mencionó la masificación de la vacunación contra la covid-19 en el país, que ya alcanza los 100 millones de dosis, y las medidas tomadas en Port Miami y en el condado en general para evitar contagios como argumentos para que los CDC autoricen una reanudación de operaciones cuanto antes.

Además se refirió a su plan de instalar un centro de pruebas de covid-19 en Port Miami, “el primero del país”, y recordó que muchas compañías han decidido exigir que todas las personas a bordo estén vacunadas, tanto tripulación como el pasaje.

LOS CRUCEROS NO BUSCAN AYUDA FEDERAL

“Es importante señalar que la industria de los cruceros no están buscando ayuda federal”, dice la alcaldesa demócrata, quien le solicita a la directora de los CDC una reunión para discutir el tema.

Salvo Norwegian, que piensa reanudar las operaciones en julio, la mayoría de las compañías de cruceros tienen la meta de restablecer los viajes a partir de junio, pero las ilusiones de volver a navegar se han visto defraudadas muchas veces desde que se pensaba que el paro de los cruceros iba a ser de tan solo un mes.

En su más reciente informe, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, en inglés), que representa al 95 % de las compañías con cruceros oceánicos, califica de “devastadoras” las pérdidas por la covid-19, que ha ocasionado la muerte de más de 538.000 personas en Estados Unidos.

Señala que entre marzo y septiembre de 2020 se presentaron pérdidas globales de 77.000 millones de dólares, 23.000 millones de dólares en salarios y 518.000 puestos de trabajo debido a la pausa de las navieras.

CLIA calcula que cada día que los cruceros no están operando significa 2.500 empleos menos.

En cuanto a pasajeros, la cifra se redujo de unos 27,8 millones en 2019 a 5,7 millones en 2020, en su mayoría antes del cierre de la industria en marzo.