La Cámara de Diputados de Uruguay rechaza la represión en Cuba y el bloqueo económico

0
7
594962

CUBA PROTESTAS

Montevideo, 15 jul (EFE).- La Cámara de Representantes de Uruguay rechazó en la madrugada de este jueves “la escalada represiva y de incitación a la violencia” por parte del “régimen dictatorial” de Miguel Díaz-Canel, como también se opuso a “todo tipo de embargo económico, comercial y financiero” contra este país.

La resolución fue aprobada por 48 votos en 87 legisladores presentes y no contó con el apoyo del principal partido de la oposición; el Frente Amplio (FA-izquierda).

En la resolución presentada por el legislador Juan Martín Rodríguez del Partido Nacional (PN-centroderecha), se condena la represión contra “las más recientes manifestaciones pacíficas del pueblo cubano, en reclamo de libertad” y de productos básicos para evitar fallecidos, heridos, encarcelados y desaparecidos.

“Reclamo a las autoridades cubanas a liberar de inmediato a las personas detenidas por el solo hecho de hacer uso de los derechos de manifestación pacífica y libertad de conciencia así como el cese de hostilidades, dando inicio a un proceso de apertura democrática tan ansiado y reclamado hace tantos años por el pueblo cubano”, acota el texto.

Además, los diputados uruguayos convocan a la comunidad internacional a expresarse sobre este tema y colaborar pacíficamente con “la transformación del marco jurídico que actualmente admite y sostiene la flagrante violación de derechos fundamentales” en Cuba.

La Cámara de Representantes uruguaya también reivindica “los principios de no intervención y libre determinación de los pueblos”, por lo que rechaza todo embargo hacia la isla.

Este miércoles el Gobierno uruguayo también se pronunció sobre las manifestaciones en Cuba y solicitó a su par que asegure “el pleno respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

Mientras que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, subrayó este lunes que el pueblo cubano demuestra “un coraje digno de admirar” ante las protestas y describió a Cuba como “una dictadura que no respeta los derechos humanos”.

Este domingo, miles de cubanos salieron a las calles para protestar contra el Gobierno al grito de “¡libertad!”, en una jornada inédita que se saldó con cientos de detenidos y enfrentamientos después de que el presidente Miguel Díaz-Canel conminara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se llevan a cabo con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, afectado por la pandemia y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.