La bolsa española pierde el 0,83 % semanal por tensiones precios y energía

0
12
682494

MERCADOS COYUNTURA

Madrid, 1 oct (EFE).- La inflación creciente y el alza de los precios de la energía han marcado la evolución de la bolsa española esta semana, en la que ha perdido el 0,83 % y ha terminado ligeramente por debajo de 8.800 puntos, según datos del mercado.

En estos días, que comenzaban con el parqué español por encima de 9.000 puntos, subía el barril de petróleo (el Brent llegaba a cambiarse a más de 80 dólares, nivel de hace tres años) y se acentuaba el aumento de la rentabilidad de la deuda (el bono español se acercaba al 0,5 %) por la búsqueda de valores refugio.

Esto generaba el martes la segunda mayor caída diaria del año en el mercado bursátil nacional, del 2,6 %, cuando la bolsa fue incapaz de mantenerse por encima de 9.000 puntos y terminó por debajo de 8.800, cota de la que no quiso separarse mucho el resto de la semana.

El mercado rondó ese nivel mientras el euro bajaba de 1,16 dólares (cambio de julio de 2020) y se conocían algunos indicadores que mostraban el aumento de la inflación (en España se situaba en el 4 % y en la zona euro en el 3,4 %, precios desconocidos en trece años) y un empeoramiento de las expectativas de la economía, como el descenso de la confianza de los consumidores o los datos de actividad manufacturera en Europa.

En opinión del analista global macro de Fortage Funds Rafael Ojeda, la bolsa española “ha entrado en un canal entre los 8.500 y los 8.700 puntos”, lo que puede condicionar su potencial alcista “de una manera significativa en las próximas sesiones”.

Además, ha señalado que el dato del IPC de la zona euro “augura un serio problema con la inflación” y produce cierto “miedo a que entremos en la denostada estanflación -inflación alta con bajo crecimiento-, que puede ser un problema muy serio para las economías occidentales”.

Tampoco ayudaba mucho a la bolsa española la evolución de algunos mercados como Wall Street, que en la última jornada de este período conseguía enjugar parte de la caída semanal al conocerse algunos datos económicos, como la mejoría de la actividad manufacturera estadounidense el mes pasado o la contención de los ingresos y los gastos en agosto.

El día anterior se conocía que su PIB había aumentado en el segundo trimestre el 6,7 %, una décima más de lo previsto.

En cuanto al resultado semanal de otras grandes plazas, ha destacado la caída del 4,89 % de Tokio, mientras que Fráncfort ha perdido el 2,42 %; París el 1,82 %; Milán el 1,36 % y Londres el 0,35 %.

Por su parte, Hong Kong ha ganado el 1,59 % en medio de la continuación de la crisis de Evergrande, que volvió a suspender el pago de un cupón de una emisión de deuda pero vendió una participación que tenía en un banco, en tanto que en Wall Street las pérdidas rondaban el 2 % en el índice Dow Jones de Industriales, el 2,75 % en el S&P 500 y el 4 % en el Nasdaq.

Respecto a la evolución semanal de los grandes valores del índice bursátil de referencia español, el IBEX 35, Iberdrola ha bajado el 5,32 %, Telefónica el 2,46 % y BBVA el 0,49 %, en tanto que Repsol ha ganado el 5,58 % (quinta mayor subida de ese indicador), Inditex el 1,14 % y Banco Santander el 0,79 % tras anunciar un aumento del dividendo.

La mayor caída del IBEX ha correspondido a Fluidra al ceder el 10,33 %; PharmaMar ha bajado el 8,84 %; Siemens Gamesa el 7,93 %; Solaria el 6,18 % y Cie Automotive del 5,49 %.

IAG ha presidido las ganancias con una subida del 7,08 %; Banco Sabadell ha repuntado el 6,61 %; Aena el 6,13 % y Meliá Hotels el 5,68 %.