La Bolsa de Tokio sube un 2,25 % animada por Wall Street y los buenos indicadores

0
9
591174

BOLSA TOKIO CIERRE

Tokio, 12 jul (EFE).- El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, cerró este lunes con una subida del 2,25 %, animada por los máximos históricos registrados la semana pasada en Wall Street e indicadores económicos favorables en el país.

El Nikkei, que agrupa a los 225 títulos más representativos del mercado, avanzó 628,60 puntos, hasta situarte en 28.569,02 enteros.

El Topix, que incluye a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización, avanzó un 2,14 % ó 40,95 puntos, hasta 1.953,33 unidades.

El parqué tokiota abrió la jornada con fuerza y acumuló una subida del 2 % en pocos minutos, contagiado por el optimismo en la Bolsa de Nueva York, a pesar de la incertidumbre sobre el crecimiento económico en Estados Unidos.

La entrada en vigor hoy de un nuevo estado de emergencia por la covid-19 en la capital nipona, que conlleva restricciones a la actividad comercial y coincidirá con los celebración de los Juegos Olímpicos este mes, no pareció afectar a los inversores.

Por el contrario, un dato positivo sobre los pedidos de maquinaria japonesa, que aumentaron un 7,8 % intermensual en mayo, pareció animar a los inversores después de tres días de pérdidas en el mercado bursátil local.

Los sectores que cosecharon las principales ganancias fueron el de la maquinaria, el de los aparatos electrónicos y el de los productores de metal.

El gigante de las telecomunicaciones Softbank aglutinó el mayor volumen de operaciones de la jornada y sus acciones subieron un 2,9 %, seguido de la tecnológica Sony, que avanzó un 3,88 %.

El fabricante de componentes para semiconductores Lasertec ganó un 2,20 %, y la desarrolladora y distribuidora de videojuegos Nintendo subió un 0,67 %.

El grupo textil Fast Retailing, propietario de la cadena de tiendas de ropa Uniqlo, avanzó un 1,16 %, y el fabricante automotor Toyota, un 1,70 %.

En la primera sección, 2.004 valores avanzaron frente a 128 que retrocedieron y a 60 que terminaron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2,38 billones de yenes (18.212 millones de euros).