La bolsa de Sao Paulo salva un turbulento 2020 y sube el 2,9 % en el año

0
10
380184

BOLSA DE SAO PAULO

Sao Paulo, 30 dic (EFE).- La bolsa de Sao Paulo cerró 2020 con una subida del 2,9 % y su índice Ibovespa, referencia del parqué, en los 119.017 puntos, tras un año de volatilidad marcado por la pandemia del nuevo coronavirus y la crisis económica.

En la última sesión del año, el corro paulista terminó en rojo, con una leve caída del 0,33 %, pese a haber alcanzado este miércoles un nuevo récord histórico intradiario al sobrepasar la barrera de los 120.000 puntos poco después de la apertura.

El buen desempeño del parqué brasileño en los últimos dos meses del año permitió al índice Ibovespa escapar de las pérdidas en un año convulso, de importantes altas y bajas.

La bolsa cayó fuertemente durante el comienzo de la crisis sanitaria, el pasado marzo, y dio señales de recuperación en el segundo trimestre gracias al buen desempeño de las empresas de comercio electrónico. Pese a la estabilidad de inicios del segundo semestre, aceleró con fuerza en los últimos meses del año impulsada por la inversión extranjera.

“Hasta septiembre y octubre hubo una fuerte salida de capital extranjero, pero en noviembre hubo una entrada muy fuerte de extranjeros que permitió ese gas final para obtener el nivel actual, que fue un buen resultado”, explicó a Efe el economista Andre Perfeito, socio de la corredora Necton.

Para el economista Luiz Barsi, presidente del Consejo Regional de Economía (Corecon) del estado de Sao Paulo y una de las personas físicas que más ha invertido en la bolsa paulista en los últimos años, el “mercado está volviendo a los mismos niveles” de antes de la pandemia.

No obstante, de cara a 2021 los especialistas piden cautela en la bolsa de valores debido principalmente a la delicada situación fiscal del país, lo que podría forzar a un aumento de la tasa básica de interés -actualmente en mínimos históricos- y hacer menos atractivas las inversiones en bolsa.

La fuerte caída de la tasa básica de interés (hasta el 2 % anual) en los últimos años para estimular la alicaída economía brasileña motivó la entrada de nuevos inversores en bolsa debido a la poca rentabilidad de productos como la renta fija.

En el mercado de cambio, el dólar se apreció un 29 % este año en Brasil y dejó al real entre las monedas que más perdieron valor en 2020 en todo el mundo.

La moneda estadounidense se apreció un 0,15 % este miércoles y cerró cotizada a 5,187 reales para la compra y 5,189 reales para la venta en el tipo de cambio comercial brasileño.

PÉRDIDAS EN LA ÚLTIMA SESIÓN DE 2020

Pese a las ganancias cosechadas en 2020, la bolsa paulista cerró con una caída del 0,33 % y el índice Ibovespa se situó en los 119.017 puntos.

Al frente de las pérdidas se situaron las acciones preferenciales de la siderúrgica Usiminas, que se dejaron un 3,12 %, debido a la caída del precio del mineral de hierro en China, uno de los principales importadores.

Por detrás se ubicaron los títulos unitarios de la filial brasileña del banco Santander, que perdieron un 2,99 %.

Entre las mayores alzas este miércoles destacaron las acciones ordinarias de la operadora de tarjetas de crédito y débito Cielo (+5,99 %) y las preferenciales de la aerolínea Azul (4,33 %), uno de los sectores más golpeados por la crisis.

Los papeles más negociados de la jornada, por su parte, fueron los ordinarios del gigante minero Vale (+0,44 %) y los preferenciales de la petrolera estatal Petrobras, que avanzaron un 0,25 %.

Durante la jornada bursátil se negociaron 29.409 millones de reales (unos 4.712 millones de dólares), producto de 2.973.046 transacciones financieras.