La ausencia de las campeonas olímpicas brinda a Rusia la ocasión de volver a reinar

0
5
710147

GIMNASIA RÍTMICA MUNDIALES

Redacción Deportes, 26 oct (EFE).- La ausencia de la israelí Linoy Ashram y del conjunto de Bulgaria, oro olímpico en sus respectivas categorías, brinda a Rusia la oportunidad de reinstaurar el orden establecido, desquitarse del disgusto de Tokio y reinar en los campeonatos del mundo de gimnasia rítmica que comenzarán este miércoles en la ciudad nipona de Kitakyushu.

Después de ganar todos los títulos olímpicos entre Sídney 2000 y Río 2016, la derrota de las rusas en los Juegos de Tokio tanto en individual como en conjuntos supuso una auténtica revolución en el escenario de la rítmica.

Estos mundiales no serán una prueba del todo fiable para saber si el cambio es definitivo, puesto que la delegación israelí renunció a participar, lo que impedirá a Ashram luchar por el título, y el conjunto de Bulgaria anunció su retirada, estando ya en Kitakyushu, por la lesión de una de sus componentes, Laura Traets.

En esta situación, la rusa Dina Averina puede hacer historia si se convierte en la primera gimnasta que gana cuatro títulos mundiales consecutivos. Dina fue plata en Tokio, por detrás de Ashram.

Como siempre, su hermana gemela Arina será su principal rival. Ambas, brillantes gimnastas aunque siempre rodeadas por los rumores del trato de favor de las jueces a todo lo que venga de Rusia, lideraron en Tokio la ronda de clasificación olímpica, pero sucumbieron en la final ante la excelencia de la israelí.

Pero también saldrán al tapiz con la esperanza de desbancar a las rusas, ahora que han visto que es posible, la medallista olímpica de bronce Alina Harnasko, de Bielorrusia, su compatriota Anastasiia Salos, la italiana Milena Baldassarri y las ucranianas Viktoriia Onopriienko y Khrystyna Pohranychna, todas entre las diez mejores en los Juegos.

Polina Berezina y Teresa Gorospe serán las representantes de la gimnasia española, que no estuvo en Tokio 2020 y que comienza el nuevo ciclo con la ya experimentada Berezina y con la participación de una gimnasta incorporada este año a la selección sénior.

En conjuntos, Rusia presenta un grupo en el que se mezclan algunas de las campeonas olímpicas en Río 2016 con gimnastas que ganaron la plata -o perdieron el oro- en Tokio 2020. En el concurso general, las rusas no dejan escapar un oro mundial desde 2015.

Las ‘farfalle’ (mariposas) italianas, bronce olímpico, serán el principal obstáculo que deberán salvar las rusas para repetir triunfo.

El conjunto español estará formado por Ana Gayán, Inés Bergua, Valeria Márquez, Mireia Martínez, Patricia Pérez y Uma Méndez. En principio, las cuatro primeras harán los dos ejercicios, mientras que Patricia Pérez entrará en el de 5 pelotas y Uma Méndez en el mixto.

El programa de los campeonatos del mundo comenzará con los ejercicios de clasificación de aro y pelota y las finales de esos dos aparatos. El jueves, el mismo plan con las mazas y la cinta. El viernes se disputará la competición de conjuntos, el sábado la final individual del concurso completo y el domingo serás las dos finales de conjunto por aparatos.