La amenaza de los populismos a la democracia europea, a debate en Nueva York

0
7
76185

UE DEMOCRACIA

Nueva York, 11 abr (EFEUSA).- La amenaza a la democracia de los países de la Unión Europea con el auge de nacionalismos y populismos en los últimos años fue el centro de un debate que organizó hoy el Instituto Cervantes de Nueva York, en el que participaron diplomáticos y expertos.

El embajador de España ante la ONU, Agustín Santos Maraver, el director de Consejo para los Estudios Europeos (CES) en los Países Bajos, Jan Willen Duyvendak, y el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III de Madrid, Ignacio Sánchez-Cuenca, hablaron de cómo la inmigración y la percepción para algunos de que es un peligro para el estado de bienestar ha llevado a un mayor apoyo a los movimientos populistas.

“Los gobiernos en el mundo liberal, y en este caso en la Unión Europea, han fallado. No hemos sido capaces de desarrollar políticas para enfrentarnos a la inmigración, y la consecuencia de este fallo es que todos están buscando una respuesta nacional”, explicó Santos en el evento.

El embajador español apuntó que con el objetivo de hacerse con una victoria electoral, lo que suelen presentar los partidos populistas y nacionalistas es el concepto de que “si hay demasiados inmigrantes van a usar nuestros recursos, o si hay demasiados inmigrantes en tu hospital no te van a tratar igual”.

Señaló asimismo que los populismos, tanto de izquierdas como de derechas, se alimentan claramente de los “conflictos sociales”, aunque la forma que plantean para solucionarlos son “muy distintos”.

Por su parte, Duyvendak planteó la paradoja de cómo los países del norte de Europa, como Holanda o Dinamarca, habían rotado más hacia los populismos de derechas en reacción a la inmigración pese a que no se vieron tan afectados por la crisis económica de 2008, y por lo tanto la sanidad y educación públicas permanecieron intactas.

Sin embargo, contrapuso, las naciones europeas más afectadas por la recesión, como España o Grecia, han rotado más hacia los populismos de izquierdas que aceptan la inmigración a pesar de que fueron duramente golpeados y por lo tanto su estado de bienestar quedó más amenazado.

En ese sentido, el profesor de la Carlos III explicó que, desde su punto de vista, este fenómeno se ha dado porque “si tienes un estado de bienestar muy fuerte, quieres mantener todos los beneficios que te aporta”.

“El sistema de bienestar sin embargo es más débil en España y en Grecia, y por eso no se defiende tanto”, agregó Sánchez-Cuenca.

Duyvendak dijo estar de acuerdo con este planteamiento, pero agregó otro factor: la enorme diferencia entre la sociedad liberal de países como Holanda, y el carácter conservador de inmigrantes que proceden, por ejemplo, del mundo árabe.

“Los inmigrantes no son tan progresistas, y por lo tanto las diferencias socio-culturales crean también una gran distancia”, razón por la que expuso que el norte de Europa ha tendido más hacia los partidos políticos de derecha que rechazan la inmigración.

SHARE

Leave a Reply