La Alianza del Pacífico cumple 10 años con claroscuros económicos

0
14
502957

ALIANZA PACÍFICO

Ciudad de México, 28 abr (EFE).- La Alianza del Pacífico cumple 10 años de integrar el comercio de México, Colombia, Perú y Chile, entre claroscuros económicos porque las inversiones y el intercambio no han cumplido las expectativas, pero el bloque ha resistido a sus diferencias ideológicas.

México, considerado el mejor posicionado y el único con un superávit comercial, ejemplifica estos contrastes al comerciar con la alianza un valor de 7.974 millones de dólares en 2020, lo que equivale a 21,8 millones de dólares al día, informó la Secretaría de Economía (SE) a Efe en un reporte.

“Durante estos 10 años de vida del mecanismo, el comercio de México con sus socios de la Alianza del Pacífico de manera acumulada ha registrado un comercio total de 107.466 millones de dólares”, precisó la dependencia.

De esta cifra, 74.427 millones de dólares fueron en exportaciones y 33.038 millones en importaciones, por lo que México tiene un superávit en el bloque de 41.391 millones de dólares.

Aun así, el desempeño del proyecto de integración “tiene matices”, observó María Esther Morales, investigadora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Para muchos de los críticos de la Alianza del Pacífico, lamentablemente, el objetivo no se ha cumplido a cabalidad porque el comercio entre los cuatro integrantes no ha tenido las tendencias positivas que se esperaban”, apuntó en entrevista la experta en integración regional.

UNA ASOCIACIÓN ECONÓMICA

El 28 de abril de 2011, los entonces presidentes de México, Chile, Colombia y Perú establecieron desde Lima la Alianza del Pacífico, un “área de integración económica y comercial”.

El bloque persiste pese a la disparidad ideológica de los mandatarios, como el izquierdista mexicano Andrés Manuel López Obrador, los derechistas Iván Duque, de Colombia, y Sebastián Piñera, de Chile, además de la crisis de Perú, que ha tenido cuatro presidentes diferentes en los últimos cuatro años.

“Si bien los mecanismos de integración en América Latina obedecen a la voluntad política de los presidentes en turno, muchos dirían caprichos, en el caso específico de la Alianza del Pacífico las dinámicas económico-comerciales trascienden las ideologías políticas”, expuso la académica Morales.

En sus cifras oficiales, la Alianza del Pacífico presume recibir el 38 % de la inversión extranjera directa (IED) de Latinoamérica, exportar 627.000 millones de dólares al año y un PIB per cápita de 19.050 dólares con 230 millones de habitantes entre los cuatro países.

Con estos datos, el bloque es la octava economía mundial y la octava potencia exportadora, al concentrar 41 % del PIB de Latinoamérica y 60 % del comercio de la región, ahondó la Secretaría de Economía de México.

“Es uno de los bloques de integración en América Latina donde los empresarios tienen una voz muy activa para estar presentes, sobre todo a través de la iniciativa de fomento a la inversión, entonces ha avanzado, ha habido algunos logros”, añadió la investigadora Morales.

QUEDAN OPORTUNIDADES

Colombia, Chile y Perú representaron en 2020 el segundo, cuarto y quinto socio comercial en Latinoamérica para México, pero el país aún destina más del 80 % de sus exportaciones a Estados Unidos, según la SE.

La IED de la Alianza del Pacífico en México, acumulada de 1999 a 2020, sumó 2.817 millones de dólares, apenas el 0,46 % del total, indicó la secretaría, al detallar que hay 2.499 empresas en el país con capital del bloque.

Con estos datos, Chile es el noveno inversionista en México, Colombia el undécimo y Perú el trigésimo octavo.

Esto muestra que “México no ha sido gran captador de las inversiones”, como Perú, y que los empresarios mexicanos tampoco han ido a los otros países como grandes inversores, a diferencia de Chile, apuntó la investigadora de la UNAM.

Pese a los retos, la experta exhortó a aprovechar las oportunidades de la integración.

“La sociedad no se reconoce como parte de una identidad regional, avanzar a una verdadera consolidación de la Alianza del Pacífico tendría que pasar porque las sociedades conocieran que pertenecen, que tienen derecho a una voz dentro de este bloque”, concluyó.