Konrad saborea la gloria en Saint Gaudens y los favoritos se reservan

0
2
592648

CICLISMO TOUR

Saint Gaudens (Francia), 13 jul (EFE).- El austríaco Patrick Konrad (Bora Hansgrohe) conoció la gloria del Tour merced a una escapada en solitario que le despertó de un sueño que perseguía desde niño. Cuando se presentó en la recta apenas se reconocía como ganador de la primera etapa pirenaica, disputada entre Pas de la Casa (Andorra) y Saint-Gaudens, de 169 kilómetros.

Konrad, de 29 años, doble campeón de Austria, fue el mejor de la fuga. Su valentía le permitió saborear despacito la victoria que le metió en la historia del Tour. Después de echarse las manos a la cabeza cruzó la meta en 4h.01.59, a una media de 41,9 km/hora. Superó en 42 segundos a un grupo con Colbrelli, Matthews y el español Alex Aranburu (Astana), sexto en meta.

Cuando entró Konrad, al grupo de favoritos aún le quedaban 9 km de etapa. Así de tranquilos iban. Al final hubo algún pique, con ataque fugaz de Carapaz para quitarle 1 segundo a Vinegaard y subirse al podio. Pero llegaron los ilustres juntos, a 13.50 del ganador.

Pacto de no agresión. Los señores de la general y del podio salvaron el día pensando en la gran cita de este miércoles con la meta en el Portet, “un puerto brutal” para muchos, donde se esperan diferencias. A la jornada reina llega en butaca Tadej Pogacar como sólido líder. A la defensiva. Le siguen Rigoberto Urán a 5.18 y el danés Jonas Vingegaard a 5.32. El primer español es Enric Mas, octavo a 7.11, y Pello Bilbao cierra el top 10 a 10.59.

COMIENZO EXPLOSIVO, LA FUGA SE HACE ROGAR

El aperitivo pirenaico tuvo la salida más elevada de la historia del Tour en Pas de la Casa, aún en Andorra, a 2.090 metros. El pelotón desfiló hasta el km 0, donde se detuvo para quitarse la ropa de invierno. Ligeros de equipaje los aventureros y los hombres de la montaña empezaron con ánimo incendiario.

El danés Asgreen encendió la mecha, se largó pronto, pero fue alcanzado por Cattaneo y Kwiatkowski para coronar juntos el Col de Port (2a). Van Aert quiso apuntarse a la algarada, pero la idea no le gustó un pelo a Pogacar, quien salió a su rueda para calmar los ánimos del belga.

Estaban inquietos los hombres del ‘top 10’, como Keldermann y Pello Bilbao, sexto y décimo. Esas presencias propiciaron el control del UAE e Ineos en un pelotón que rodaba partido en 2 en la zona de valle que comunicada con el Col de la Core (1a, 13,1 km al 6,6).

Costó mucho autorizar la fuga definitiva, pero al fin se dieron las condiciones para abrir el semáforo. Ningún hombre de la general, ni del podio, ni de la montaña. Así que abrieron fuego subiendo La Core 3 hombres: Konrad, Bekelants y Doubey presionados de cerca por grupo que contaba con el español Alex Aranburu (Astana).

Rivales complicados para el ciclista vasco. A su lado olían la victoria esprinters como Colbrelli y Matthews, o Gaudu, el mejor clasificado en la general a 27 minutos de Pogacar, despreocupado de todo viendo como la renta de la fuga se acercaba a los 10 minutos a 36 km de Saint Gaudens.

KONRAD, UN HÉROE EN SOLITARIO SE ESTRENA EN EL TOUR

Pero el protagonista fue Patrick Konrad, quien aceleró en la subida al Portet D’Aspet para dejar a sus socios de aventura. Apostó por sufrir en solitario los 5,4 km de puerto el campeón de Austria. La maniobra coincidió con idéntica idea de Gaudu, a quien se soldó Colbrelli. Dos a la caza del ciclista del Bora, el primero en lanzarse en una bajada del Aspet muy peligrosa.

En una de esas curvas un monumento recuerda un día trágico en el Tour, accidente fatal del italiano Fabio Casartelli un 8 de julio de 1995. Y en esas curvas se la iba jugando Konrad, desatado en el acceso a la zona llana del último tramo, aunque restaba una tachuela incómoda de 0,8 km al 8,4 por ciento, la Cota D’Aspret -Sarrat (4a).

También superó Konrad el último escollo. Era su día. El pasado sábado fue segundo en Quillan tras Mollema y tenía clavada la espinita. No se dejó alcanzar. Gaudu tiró la toalla, incapaz de limar tiempo.

En Saint Gaudens, donde Luis Ocaña ganó su primera etapa del Tour en 1970, Konrad, un currante del pelotón, firmó bajo el diluvio una victoria de las que justifican una carrera profesional. El de Modling dio a su equipo la segunda victoria tras la alcanzada por el alemán Nils Politt en Nimes. La ausencia de Sagan, fue compensada.

Este miércoles se disputa la etapa reina del Tour 2021, la decimoséptima entre Muret y Saint-Lary-Soulan Col du Portet, 178.5 km, con el Col de Peyresourde (1a), Col de Val Louron-Azet (1a) y meta en el alto del Portet, de categoría especial tras 16,1 km al 8,6 de pendiente media. Ocasión de oro para los escaladores.

Carlos de Torres

592648592648