Kit Harington: “Tener a mi hijo ha despertado mi lado más sensible”

0
56
618074

KIT HARINGTON

Madrid, 4 ago (EFE).- Ni tronos disputados, ni batallas sanguinarias, ni muertos vivientes. Kit Harington dio un giro radical a su carrera para meterse en la piel de un joven que se enamora de una desconocida en un tren en un capítulo de “Modern Love”. Un papel que llega después de la dura crisis de estrés que sufrió tras “Game of Thrones” y en plena explosión de sensibilidad por su paternidad.

En una entrevista con Efe, el actor británico (Londres, 1986), que saltó a la fama por su papel de Jon Snow en la saga de HBO, cuenta qué lo llevó a aceptar un papel con el que se acerca a proyectos más intimistas. El principal motivo, todos los sentimientos que despertó el embarazo de su esposa, la actriz Rose Leslie (Ygritte en “Juego de tronos”), a quien conoció en el rodaje de la saga.

Después de convertirse en padre a comienzos de este año, el actor confiesa que su vida cambió radicalmente y que tuvo que dejar “el narcisismo” propio de los actores a un lado y abrir la ventana para dejar salir “la mitad” de su ego. El próximo 13 de agosto se estrena en Amazon Prime Video la segunda temporada de “Modern Love”, en la que se podrá conocer esta nueva cara del actor.

Pregunta: ¿Cómo se siente al estar involucrado en un proyecto tan sentimental, que cuenta historias de amor reales, como es “Modern Love”?

Respuesta: Esa es una de las razones por las que lo acepté. Es ligero, es divertido, es dulce, nos da un respiro y trae aire fresco en un momento complicado. Al tener un hijo, mi lado romántico salió desesperadamente, me ha despertado toda la ternura.

P: ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajar en la serie?

R: John Carney, el escritor y director, se acercó a mí y me dijo “creo que serías genial para este papel”. Yo estoy lejos de querer pasar mucho tiempo en un proyecto de televisión. Estoy disfrutando la forma de trabajar de las antologías. Puedo profundizar en un personaje durante una semana en lugar de ocho años. Así que inmediatamente llamó mi atención por eso. Me dije “oh, es otro pequeño papel que puedo hacer y que es diferente a lo que he hecho”. También fue durante la pandemia y pensé “una semana de trabajo durante la pandemia puede ser divertido” (…) Además, cuando fue el rodaje mi esposa estaba embarazada y mi cabeza estaba muy sensible, me derretía. Así que me agarraron en el momento ideal para hacer algo como esto.

P: ¿Cómo le ha afectado interiormente convertirse en padre?

R: Creo que lo que me pasó a mí es lo que le pasa a muchos padres y es algo mucho más notorio para un actor porque estamos inmersos en nosotros mismos mucho tiempo. Somos nuestro trabajo y el narcisismo es un riesgo real. Pero al tener un hijo la mitad de tu ego se va por la ventana porque tienes que concentrarte en otras cosas. Y ayuda a los actores a no enredarse en sí mismos. Pero de una manera extraña tu vida ahora importa más que nada porque si no te cuidas a ti mismo no puedes cuidar de él, de modo que tus preocupaciones e inquietudes se centran más en el niño. Creo que realmente ayuda a tu desempeño porque al final del día estás como “oh, Dios, solo quiero volver con mi hijo” y eso significa que estás más relajado frente a la cámara y un poco más calmado.

P: El capítulo de “Modern Love” que protagoniza cuenta una historia de amor interrumpida por la pandemia, ¿cree que mucha gente se sentirá identificada?

R: Es un buen ejemplo de todas las historias que se vieron afectadas por la pandemia. Transporta a la gente al comienzo, a cuando no sabíamos qué diablos estaba pasando, cuando pensábamos que esto iba a durar dos semanas. Estas dos personas se conocen y tienen toda la esperanza de que las cosas puedan volver a la normalidad y puedan conocerse y tener una cita. Pero todas nuestras vidas ya no son normales. Realmente cuenta un trozo de lo sucedido. Espero que en el futuro la gente lo vea y piense “así es como fue”.

P: ¿Cuál cree que es el mensaje de la historia?

R: Es una confrontación entre las elecciones individuales versus la sociedad. Parece bastante profundo, pero no lo es. Todos fuimos hechos para tomar decisiones por egoísmo o altruismo y realmente no culpo a nadie por tomarlas. ¿Quién soy yo para juzgar a alguien que necesita ver a su madre anciana y en ciertas circunstancias necesita romper las reglas? (En la pandemia) todos tuvieron que tomar decisiones egoístas o desinteresadas y creo que de eso trata la serie. En este caso las opciones son romper el confinamiento porque dices “este podría ser el amor de mi vida y si no voy y hago esto ahora es posible que nunca tenga otra oportunidad” o decir “estás siendo increíblemente egoísta, estás poniendo en riesgo la vida de las personas”.

Por Paula Escalada Medrano

618074