Kirguistán y Tayikistán acuerdan cese de hostilidades y repliegue de tropas

0
7
506795

KIRGUISTÁN TAYIKISTÁN

Moscú, 1 may (EFE).- Kirguistán y Tayikistán acordaron hoy el cese total de las hostilidades y el repliegue de las tropas de la frontera común, donde los choques armados que estallaron el jueves se han cobrado, según los últimos datos, hasta 43 muertos y más de 250 heridos.

El acuerdo fue anunciado por los responsables de Seguridad Nacional de ambos países, el kirguís Kamchibek Tashíev y el tayiko Saimumim Yatímov, en una comparecencia de prensa conjunta cuyo vídeo publicó el portal Turmush.kg.

“La tragedia que ha ocurrido en las regiones fronterizas nunca más debe repetirse”, dijo Yatímov, al señalar que se alcanzaron acuerdos para “garantizar la paz y la estabilidad el suelo kirguís y tayiko”.

Tashíev, a su vez, indicó que se firmó un protocolo sobre el cese total de hostilidades y el retorno de todas la unidades militares a sus cuarteles habituales.

“Confiamos en que se cumplirán las decisiones recogidas en el protocolo”, añadió.

En paralelo, los viceministros del Interior de Kirguistán, Suyun Umurzákov, y Tayikistán, Ibrahimzodá Nozim, acordaron crear patrullas policiales conjuntas para estabilizar la situación y restablecer el orden público en las aldeas fronterizas

Este acuerdo fue alcanzado en una reunión celebrada el aldea kirguisa Internatsionáloye, informó el Ministerio del Interior de Kirguistán en su página web.

Los viceministros de Interior asumirán directamente el mando de todas fuerzas en su respectivas provincias fronterizas: Umurzákov, en la de Batken, y Nozim, en la de Sughd.

“Las partes acordaron restablecer conjuntamente el orden público, impedir los tiroteos y garantizar la seguridad de los ciudadanos”, añade la nota.

Según el Gobierno de Biskek, que declaró duelo nacional hoy y mañana, en los choques fronterizos murieron 33 kirguises y otros 166 resultaron heridos.

Las autoridades de Taykistán no han ofrecido cifras de víctimas tayikas, que según medios de ese país ascenderían a hasta 10 muertos y más de 90 heridos.

Los recurrentes conflictos en la zona obedecen fundamentalmente a que de los 972 kilómetros de frontera que comparten estas dos antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central han sido demarcados solo 519.