Kirguistán acusa a Tayikistán de tortura durante el conflicto armado en la frontera

0
8
514923

KIRGUISTÁN TAYIKISTÁN

Moscú, 8 may (EFE).- El Centro Nacional para la Prevención de la Tortura y otros Tratos Inhumanos y Crueles de Kirguistán acusó hoy sábado a Tayikistán de haber torturado a ciudadanos kirguises durante el enfrentamiento armado que se produjo recientemente en la frontera común y en el que murieron más de 50 personas.

De acuerdo con los medios kirguises Vesti y 24.kg, el centro llegó esta conclusión tras una serie de reuniones mantenidas con ciudadanos que fueron tomados como rehenes el pasado 29 de abril por las fuerzas tayikas.

“El 7 de mayo el Centro Nacional para la Prevención de la Tortura inició procedimientos a través del Protocolo de Estambul en relación con los ciudadanos kirguises que fueron tomados como rehenes durante los acontecimientos en la frontera el 29 de abril”, señaló el director de la organización, Bakyt Rysbekov.

“Ya podemos decir que fueron sometidos a un trato cruel y a tortura”, sentenció, según los medios kirguises.

El Protocolo de Estambul es un manual internacional para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

La información documentada será enviada por el centro a la Oficina del Fiscal General de Kirguistán.

Según Vesti, los pacientes afectados están siendo tratados actualmente en un hospital.

El conflicto entre las dos repúblicas estalló el pasado día 28 en el punto de distribución de aguas Golovnói, en la localidad de Kok-Tash, en la región de Batken.

De acuerdo con Kirguistán, la población local exigió que fueran retiradas unas cámaras de videovigilancia instaladas por la parte tayika y la situación degeneró en un enfrentamiento a pedradas.

Kirguistán insiste en que esta estratégica instalación se encuentra en su territorio, mientras que Tayikistán asegura que le pertenece totalmente de acuerdo con mapas de los años 1924-1927 y 1989.

Los recurrentes conflictos en la zona obedecen a que de los 972 kilómetros de frontera que comparten estas dos antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central han sido demarcados solo unos 519.

Al día siguiente, estallaron enfrentamientos armados entre las fuerzas kirguises y tayikas en la frontera.

Por la tarde ambos países acordaron un alto el fuego, pero los intercambios de fuego continuaron en algunos lugares hasta el 1 de mayo, cuando Kirguistán y Tayikistán acordaron el cese total de hostilidades y el repliegue de las fuerzas de la frontera.

En el lado kirguís perdieron la vida 36 kirguises en el conflicto armado, incluidos tres militares, y 190 resultaron heridos.

Decenas de miles de ciudadanos fueron evacuados de pueblos kirguises en la región de Batken, y unas 220 casas e instalaciones resultaron dañadas en las localidades fronterizas.

De la parte tayika se informó a su vez de 19 ciudadanos muertos en el enfrentamiento y de 87 heridos.