KENIA RESTREPO | CUMPLE EL SUEÑO DE SER POLICÍA

A corta edad decidió su futuro y lo consiguió. Estuvo en la Academia durante 6 meses y desde hace 7 años, la ecuatoriana, es oficial en el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg.

0
67

Galo Baird | [email protected]

Recién casados sus padres decidieron emprender viaje desde Ecuador a los Estados Unidos, concretamente a Los Ángeles, California. Con el paso del tiempo fueron conociendo a sus vecinos, uno de ellos era un oficial de la policía en esa ciudad.

Siendo muy pequeña, Kenia, veía como su amable vecino a pesar de las horas y turno que trabajaba, siempre estaba animado y lo consideraba “un ejemplo a seguir”.

Pero cuando ella tenía alrededor de 7 años de edad, su familia decidió regresar al país de origen. Allá vivió su adolescencia y terminó la secundaria.

DE REGRESO
Pero el aumento de la delincuencia y crímenes en Ecuador, hizo que volvieran a emigrar y regresar a la ciudad que los había acogido años atrás.

La imagen amable de aquel oficial vecino quedaba aún en la memoria de Kenia, que decidió ser como él. “Me llamó mucho la atención el trabajo que desempeñaba”, indicó.

Después de un tiempo se mudó a Charlotte, en Carolina del Norte, donde por 10 años trabajó en restaurantes y otro tipo de labores, pero su sueño era ser como aquel vecino de Los Ángeles.

INTERÉS
Debido al trabajo que desempeñaba conoció a varios oficiales de la policía local, a quienes les mostraba interés por ser parte de la institución. “Me dijeron que si era lo que me gustaba y me llamaba la atención, debía aplicar”.

En sus conversaciones les decía que lo único difícil para ella era hacer flexiones de pecho (push-ups), pero que si podía correr. “Ellos me aconsejaban que no debía preocuparme y en las noches hiciera las flexiones en mi casa, así como que fuera incrementando las rutinas”.

POLICÍA

La preparación de los ejercicios fue realizada durante seis meses, tiempo en el cual decidió aplicar. Pero, nunca la llamaron.
Su interés y no darse por vencida, la llevó a comunicarse a la Academia de Policía. Hasta que le asignaron una entrevista.

En poco tiempo, ya estaba en clases, realizando ejercicios físicos, de conducción, así como para usar armas. “Lo difícil fue que todo era en época de invierno, con días congelantes y nieve, donde había que hacer ejercicios afuera”.

Luego de estar seis meses en la Academia, se graduó como oficial en el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD), donde ya tiene siete años de servicio. “Si uno tiene la pasión para hacer lo que uno quiere, lo puede conseguir”, destacó.

TRABAJO
La oficial dice que siempre sintió el apoyo de su familia por el buen concepto que tenían de aquel oficial en California, que ayudó mucho en el proceso.

Indica que la comunicación es lo más importante al momento de hacer su trabajo. “No es solo tener el poder de arrestar a alguien que está haciendo algo mal afuera, sino ayudar a la persona que realmente lo necesita.

Dijo que usualmente llega pidiendo la colaboración de las personas, pero muchas veces lo hacen en el peor momento. “Han tenido una crisis, problemas domésticos, por lo que tratamos de calmarlos”.

La oficial Restrepo indica que lo más importante es no perder el miedo, sino estar conscientes de todo lo que han aprendido en sus entrenamientos.

https://youtu.be/Pk6yYncZinc

MUJER
El CMPD tiene varias oficiales mujeres en sus filas, pero muy pocas son hispanas. Por ello hizo un llamado a las jóvenes que quieran ser parte de la institución para que cumplan su sueño.

“Debemos sacar ese estigma de que porque no somos tan fuertes no podemos hacerlo. Nuestra única restricción está en nuestras mentes”, manifestó.

Aclaró que es una bendición ser mujer y ahora que es madre ha visto que hay tantas fases en la vida de ellas que hay que disfrutarlas.

PERFIL
• 7 años en CMPD.
• Coordinadora de la Comunidad en la División de Hickory Grove
• 4 años de casada.
• Esposo es oficial de CMPD.
• 1 hijo.
• Le gusta viajar a Ecuador: tomar agua de coco en la playa, ceviche y el hornado de la Sierra.
• Motivada por lo que hace y quiere seguir cumpliendo metas.