Jurado dice que cárcel debe pagar a migrantes presos más de un dólar al día

0
29
713106

INMIGRACIÓN JUSTICIA

Miami, 28 oct (EFE).- Un jurado federal determinó que la empresa privada de cárceles GEO Group debe pagar el salario mínimo del estado de Washington a los reclusos detenidos en el centro de detención de inmigrantes Northwest ICE Processing Center, a los que hasta ahora solo pagaban un dólar al día.

El jurado decidió que la empresa, una de las dos mayores del sector, debe pagar a los presos que trabajan el salario mínimo de Washington, que asciende a 13,69 dólares la hora, informó este miércoles la Fiscalía General del estado en un comunicado.

“Esta corporación multimillonaria explotó ilegalmente a las personas que detiene para llenarse los bolsillos”, dijo el fiscal general de Washington, Bob Ferguson. “La victoria de hoy envía un mensaje claro: Washington no tolerará que las corporaciones que se enriquecen violando los derechos del pueblo”.

El juez de distrito Robert Bryan deberá determinar ahora cuánto ganó GEO al pagar menos de lo debido a los reclusos durante más de 15 años y la Fiscalía pide que se reembolse a los trabajadores detenidos y a los residentes en Tacoma, donde se encuentra el centro, afectados al haber perdido oportunidades de empleo debido a las prácticas de GEO.

La empresa utiliza mano de obra de inmigrantes detenidos para realizar “prácticamente todas las funciones que no son de seguridad” en este centro de detención del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y desde al menos 2005 ha pagado a miles de trabajadores detenidos 1 por día o, en algunos casos, comida extra, destacó la Fiscalía.

Pero el jurado determinó que GEO debe pagar a los trabajadores no menos del salario mínimo de Washington, ya sea a los residentes de la zona o a los detenidos en este centro con capacidad para albergar hasta 1.575 inmigrantes.

Desde este jueves, afectados que presentaron una demanda colectiva contra GEO presentarán argumentos al mismo jurado en busca de recibir millones de dólares en salarios adeudados desde 2014.

Algunos detenidos describieron a las autoridades que tenían que trabajar durante la noche puliendo pisos y pintando paredes a cambio de comida que permitía complementar las escasas raciones de alimentos que recibían.

En 2015, la empresa y ICE renovaron el contrato para este centro de detención hasta 2025 y en aquel entonces GEO proyectó que la cárcel para inmigrantes de Tacoma generaría 57 millones de dólares en ingresos al año a plena capacidad.

GEO se ha enfrentado a una variedad de demandas, incluida una demanda colectiva de detenidos actuales y anteriores en una instalación de Colorado que alega trabajo forzado, indicó la Fiscalía.

Y en el centro de detención de Tacoma se han producido múltiples huelgas de hambre de los detenidos en protesta por las condiciones de vida y otros problemas en las instalaciones, como el hacinamiento y la falta de acceso a atención médica durante la pandemia del coronavirus.

En este centro se han reportado 304 inmigrantes contagiados de la covid-19 desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.