Juan Diego Flórez, la satisfacción de volver a los escenarios de la lírica

0
118
614122

MÚSICA ÓPERA

Palafrugell (España), 1 ago (EFE).- El tenor peruano Juan Diego Flórez, uno de los más importantes del mundo, ha mostrado su satisfacción por la vuelta de la lírica a los escenarios después del parón debido a las restricciones impuestas a causa la pandemia de la covid-19.

En una entrevista con EFE, asegura que siente “mucho gusto” tanto por él como por sus compañeros de profesión.

Flórez, que actuó este sábado en el festival español de Cap Roig (provincia de Gerona, noreste), explica que “este verano está yendo muy bien”.

Llegó a España después de varios conciertos y va a tener “otros muchos”, especialmente al aire libre como en este caso, una circunstancia que facilita el cumplimiento de los protocolos sanitarios de prevención del contagio.

En todo caso, el artista indica que se siente “muy bien” y destaca la posibilidad de actuar en ese tipo de escenarios no cubiertos, como el de Cap Roig, ubicado junto al mar Mediterráneo, y que califica de “lugar hermoso”.

“Estoy muy contento porque vuelvo a trabajar y varios de mis colegas también, es un alivio”, resalta, así como que se organicen festivales como este, que incluye actuaciones líricas.

Y le parece “muy bueno” el apoyo a este tipo de propuestas musicales, basadas principalmente en el pop, aunque con un espíritu ecléctico.

SIEMPRE FIELES A LA ÓPERA

A punto de cumplir veinticinco años desde su debut en Italia, cuando él tenía veintitrés, Flórez repasa su trayectoria para subrayar que haberse dedicado a la música es “algo fantástico”.

Se puede considerar un trabajo, aunque para él no lo es, porque lo que ha hecho es dedicarse a lo que “siempre” le gustó y soñó hacer.

“Estoy contento de haber podido visitar a tanta gente y haber tenido la posibilidad de conocer a tantas personas y tantos lugares maravillosos”, comenta.

Sobre su género y el futuro, el tenor ha detallado que “la lírica siempre ha tenido público, los teatros y auditorios siempre están llenos en las ciudades principales, siempre hay un relevo de gente joven”, y confía en que siga siendo así.

“Ha sido por décadas y décadas, siempre es una forma de arte para poca gente, no es de masas como la música popular o el pop, pero siempre hay jóvenes que se acercan como yo. Yo no crecí con la música clásica -cuenta-, la descubrí a los dieciséis años y simplemente me enganchó.”

Además, la ópera es “de público muy fiel, muy fanático, muy de viajar, de ir a los sitios, de seguir a un cantante”.

Después de las recientes actuaciones en Ravello (Italia) y Cap Roig, Flórez tiene programadas otras este mes de agosto en Pesaro (Italia), Suiza, Austria, y en septiembre regresará a España, en este caso a Madrid.