La expectación por Jon Rahm eclipsa el récord de Ross McGowan

0
3
689033

GOLF ABIERTO ESPAÑA

Madrid, 7 oct (EFE).- El inglés Ross McGowan, con 61 golpes (-10), un registro que supone récord histórico en el Club de Campo Villa de Madrid, se coló en la fiesta del español Jon Rahm, número uno del mundo, que acabó tercero la jornada inaugural del Abierto de España, al que acudieron cientos de aficionados colapsando las instalaciones del recinto madrileño ante la expectación generada por verle.

Desde que se abrieron las puertas del Club de Campo a las ocho de la mañana ya había gente esperando a que comenzara el torneo. Según fueron pasando las horas el goteo de aficionados fue incesante hasta que a mediodía la caravana de coches para entrar por la puerta de público en general se colapsó y muchos visitantes que no pudieron reservar las plazas de aparcamiento que se habían agotado previamente optaron por dejar sus vehículos en la acera de la carretera de acceso.

A todos ellos no defraudó la estrella del torneo. Jon Rahm, que quedó encuadrado en un grupo con el austríaco Bernd Wiesberger y con el francés Víctor Pérez, completó su participación en la primera jornada con un registro de 63 golpes (-8) con siete ‘birdies’ y un ‘eagle’.

Con esos 63 golpes, Rahm volvió a igualar su propio récord que tenía en el campo madrileño desde 2019 y que le emparentó en esa marca con el español Severiano Ballesteros, el argentino Eduardo Romero y el noruego Kristian Krogh Johanessen.

En esta edición, el golfista de Barrika aspira a repetir los triunfos de 2018 y 2019 para igualar con tres títulos al legendario Severiano Ballesteros, que consiguió subir a lo más alto del podium en 1981, 1985 y 1995.

El buen inicio de torneo de Rahm, que él mismo dijo que “hubiera firmado antes de empezar”, fue eclipsado por el récord del inglés Ross McGowan, de 39 años y con un palmarés en el que únicamente lucen dos victorias en el Tour Europeo.

McGowan, 377 del ránking internacional, realizó un concurso perfecto sin fallar un golpe y se anotó ocho ‘birdies’ más un ‘eagle’ en el hoyo 14 para presentar una tarjeta de 61 golpes (-10), lo que supone récord en el césped del Club de Campo. A uno se quedó el madrileño Sebastián Rodríguez, que acreditó 62 golpes (-9) con ocho ‘birdies’.

Por detrás de Rahm, con 64 golpes (-7), se quedaron el galés Jamie Donaldson, el neerlandés Wil Besseling y el escocés David Drysdale.

También muy destacada fue la actuación del escocés Grant Forrest, noveno, que hizo tres ‘eagles’, uno de ellos en el hoyo uno con un solo lanzamiento.

El que no tuvo su mejor día fue el inglés Luke Donald, exnúmero uno del mundo, ganador en Madrid en 2010 y que terminó la jornada con 69 golpes (-2), muy alejado de las primeras posiciones.

Entre los numerosos asistentes estuvo el futbolista galés del Real Madrid Gareth Bale, reconocido aficionado al golf.

David Ramiro

689033689033